Crónica de Roma

La diócesis de Roma no se opuso al funeral de Priebke

Un caso polémico en el que hay mucha desinformación. Se trata de la muerte y sepultura del nazi alemán Erich Priebke fallecido en Roma a los 100 años mientras cumplía su condena de cadena perpetua por la matanza de 335 personas en las fosas ardeatinas de 1944.

Por Mercedes De La Torre

Priebke se refugió en Argentina tras la guerra y fue descubierto por la prensa en 1994, un año después fue extraditado a Italia donde tuvo un largo proceso en el que fue declarado culpable por organizar la ejecución de 335 italianos en represalia por un ataque de la resistencia en el que murieron 33 soldados alemanes. Por eso, desde 1998 cumplía su condena de en arresto domiciliario en Roma.

Priebke murió el pasado 11 de octubre y el alcalde de Roma se opuso a una celebración fúnebre pública por motivos de seguridad, sin embargo algunos acusaron que “el Vaticano lo había prohibido” por lo que la diócesis de Roma tuvo que aclarar en este comunicado en italiano que “no fue negada la oración por el difunto” pero se sugirió un funeral “reservado y discreto”.

Por este motivo, el funeral se iba a realizar en forma privada en la localidad de Albano y la ceremonia la iba a realizar una comunidad lefebvriana,  pero no fue posible por disturbios ocasionados por numerosos manifestantes.

Sin embargo, el cuerpo de Priebke se encuentra en el aeropuerto militar ‘Pratica di Mare’ ya que las autoridades del pueblo natal de Priebke, Henningsdorf, ubicado 22 kilómetros al noroeste de Berlín, rechazaron la posibilidad de que sea enterrado allí.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable