Crónica de Roma

Una carta a los chicos de la cárcel

Que el Papa lavara los pies a doce jóvenes de la cárcel de menores de Roma animó a los chicos detenidos en Los Ángeles a escribir a Francisco para agradecerle el gesto.

Son cartas de jóvenes condenados a cadena perpetua desde una cárcel de Los Ángeles. Agradecían al papa que el pasado Jueves Santo hubiera visitado una cárcel como en la que viven ellos en Roma y hubiera lavado los pies a 12 chicos de allí. Para unirse al papa, ese mismo Jueves Santo en ésa cárcel de Los Ángeles 12 novicios jesuítas lavaron los pies a 12 jóvenes reclusos.

Fue un gesto que les conmovió y que provocó que quisieran escribirle a Francisco para hacérselo saber. A través de la organización 'Jesuitas y colaboradores por la justicia social' le hicieron llegar sus cartas de agradecimiento al papa. En ellas decían que ése día habían rezado por los familiares de las personas a los que ellos habían dañado. Que esperaban que la vida les diera una segunda oportunidad. Pedían al Papa que les bendijera y rezara por ellos. Otro le prometía dejar las drogas y el alcohol, que habían sido parte de su vida y del problema que le llevó a la cárcel. También le decían que les animaba, que su humildad les daba esperanza.

Unas cartas conmovedoras de jóvenes que han cometido graves delitos y que difícilmente saldrán de la cárcel. El Papa, consciente de la importancia de estas cartas y de quienes se las escribían decidió responderlas.

"Me conmoví mucho al leer las cartas de los jóvenes..., por favor dígales que rezo por ellos al Señor Jesús, que ama a cada uno de ellos con todo su corazón", así contestó Francisco a estas cartas el pasado 12 de abril y firmó personalmente la carta, para hacerse cercano también a esos jóvenes de la cárcel de Los Ángeles.

@blancaruizanton

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes