Crónica de Roma

Así responde el Papa Francisco, una vez más, al cardenal Sarah

El Santo Padre insiste que la liturgia “no puede reducirse a gustos, recetas y corrientes”

cardenal Robert Sarah.
photo_cameracardenal Robert Sarah.

El Papa Francisco ha pedido poner un alto a las “polarizaciones ideológicas estériles” al recibir en el Vaticano a la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los sacramentos.

Esta semana en el Vaticano hubo una audiencia del Papa que ha pasado desapercibida por muchos debido a la cantidad de eventos de la agenda papal.

Se llevó a cabo el jueves pasado tras la visita del Pontífice a la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y fue a los participantes de la Asamblea Plenaria de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los sacramentos encabezada por el cardenal Robert Sarah.

Cabe recordar que en septiembre - octubre de 2017 hubo una polémica abierta de este purpurado con el Papa por la publicación del Motu Proprio Magnum Principium en el que Francisco da mayores competencias a las Conferencias Episcopales en el ámbito de la liturgia, entre ellos, la traducción de los textos.

En aquella ocasión, Sarah envió una carta “interpretando” el Motu Proprio en otro sentido, misiva que también fue publicada por algunos sitios web. El Papa no esperó en responder también y al final del texto le solicitó difundir su respuesta:

“Señor cardenal, reitero mi fraterno agradecimiento por su compromiso y constatando que el comentario ha sido publicado en algunos sitios web y se le ha atribuido erróneamente a usted, le pido amablemente que brinde esta respuesta a los mismos sitios, así como que lo envíe a todas las Conferencias Episcopales, Miembros y Consultores de este Dicasterio”.

En su reciente discurso, el Pontífice ha destacado que el Motu proprio Magnum principium,  del 3 de septiembre de 2017, indicó la necesidad de "una colaboración constante, llena de confianza mutua, vigilante y creativa, entre las Conferencias Episcopales y el Dicasterio de la Sede Apostólica que ejerce la tarea de promover la liturgia sagrada” y, una vez más, Francisco ha pedido “continuar por el camino de la colaboración mutua, conscientes de las responsabilidades que implica la comunión eclesial, en la que encuentran armonía la unidad y la variedad”. 

Por otro lado, el Papa ha precisado que la liturgia no es “el campo del hágalo usted mismo” ni puede “reducirse a gustos, recetas y corrientes” y ha reconocido que se corre el riesgo de “caer en un pasado que ya no existe o de escapar a un futuro presunto” porque “se añoran con nostalgia tendencias del pasado o se quieren imponer otras nuevas”.

“Y es bueno, por lo tanto, en la liturgia como en otras áreas de la vida eclesial, no acabar en polarizaciones ideológicas estériles, que nacen a menudo cuando, considerando las ideas propias válidas en todos los contextos, se llega a adoptar una actitud de dialéctica perenne hacia quien no las comparte”, ha aseverado.

Por último, Francisco ha recordado la importancia de la formación del clero y los laicos en el ámbito litúrgico y ha insistido en que “la liturgia es vida que forma, no idea para aprender”. A los miembros de este Dicasterio les ha dicho que la responsabilidad educativa es compartida, que ellos ofrecen orientaciones con espíritu de servicio pero que son las Conferencias episcopales, diócesis, institutos de formación, quienes “tienen la responsabilidad de cuidar y acompañar la formación litúrgica del Pueblo de Dios”.

De este modo, quienes temen por el exceso de descentralización, seguirán con motivos de preocupación.

Hasta la próxima Crónica de Roma. 

[email protected]

Twitter: @mercedesdelat https://twitter.com/mercedesdelat

Facebook: https://www.facebook.com/mercedesdelatorre.roma

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable