Crónica de Roma

Así concluye el Sínodo de los Obispos de los Jóvenes

El arzobispo de Barcelona, cardenal Juan José Omella elegido como miembro del nuevo Consejo ordinario sinodal

Sínodo obispo Jóvenes.
photo_cameraSínodo obispo Jóvenes.

Tras polémicas y más de 300 sugerencias de cambios entre el borrador del documento final y la versión definitiva, los padres sinodales aprobaron todos los puntos propuestos.

A diferencia de los Sínodos de Obispos anteriores, el documento final de esta cita centrada en los jóvenes alcanzó la aprobación por más de 2/3 partes de los padres sinodales que votaron a favor de cada punto propuesto en el texto conclusivo.

La XV Asamblea General del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional finalizó tras haber abordado también muchos temas que involucraron a la juventud en general, es decir, con aquellos que se han alejado abiertamente de la Iglesia.

Por este motivo, en este espacio cabe destacar algunos de las temáticas que han causado más polémica fuera de los muros vaticanos, y que sin ser los más relevantes dentro del aula, si son motivos de confusión y desinformación.

En primer lugar, como ya lo hemos comentado anteriormente, estos días intensos en Roma han sido intensos para todos. Según las cifras oficiales, durante este Sínodo de los jóvenes -y solo tomando en cuenta las Congregaciones generales de las tres partes del Instrumentum laboris-se realizaron intervenciones de 240 padres sinodales (más 32 de auditores), además de las 69 intervenciones libres de padres sinodales y 13 de auditores.

Es por eso que se comprueba que el Sínodo ha enfrentado numerosos y variados temas. Algunas otras cuestiones, por ejemplo, que han tenido poca resonancia mediática como el del papel de la mujer en la Iglesia, los jóvenes migrantes y el papel de la Iglesia en el mundo digital.

Abusos sexuales 

En cambio, y sin duda alguna, uno de los temas que más ha interesando al inicio del Sínodo fue el relacionado con los jóvenes que han perdido la credibilidad en la Iglesia, o que incluso han sido víctimas, de diferentes tipos de abusos por parte de miembros del clero. 

Cuestión que los padres sinodales han querido indicar claramente en el documento final del Sínodo al enlistar los diferentes tipos de abusos: de poder, económicos, de consciencia y sexuales.

A pesar de la gravedad del asunto, y de acuerdo a lo que muchos de los padres sinodales han revelado es que esta cuestión no fue un tema central durante las intervenciones plenarias. Algunos de ellos sí han confirmado que la primera semana esta cuestión ha sido más abordada -sobretodo durante los debates en los círculos menores- pero todos coinciden que en las otras dos fases del proceso sinodal, este asunto no estuvo al centro de la atención.

Por un lado, es comprensible porque se espera la cita convocada por el Papa Francisco en febrero de 2019 en donde los presidentes de las Conferencias Episcopales del mundo se reunirán en Roma para atender esta cuestión.

Sin embargo, algunos padres sinodales han demostrado su preocupación al comprobar que el documento final no ha dedicado más espacio a este delicado tema. ¨No comprenden lo que estamos viviendo en nuestras iglesias locales¨, revelaban entristecidos poco antes de las votaciones del documento final.

Pastoral con homosexuales

Otra cuestión que ha recibido mucha atención mediática ha sido el debate entre las distintas posiciones de los líderes eclesiales ante el cómo será la mayor inclusión de las personas homosexuales en la pastoral de las iglesias locales.

Si bien, el tema de este Sínodo se trata de los jóvenes, su fe y la elección vocacional, los organizadores de esta asamblea sinodal han explicado que no es un evento aislado y que debe ser visto como “la continuación de los dos anteriores”. De hecho, así se percibió claramente en el estilo de las intervenciones que fueron públicas.

Elección del cardenal Omella 

Por último, cabe destacar que el arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, ha sido elegido por la asamblea sinodal como miembro del próximo Consejo ordinario del Sínodo de los Obispos para los próximos tres años.

La composición de estos cargos no han sido publicados oficialmente todavía ya que a los dieciséis obispos elegidos por zonas geográficas, se deberán añadir los otros cinco miembros elegidos por el Papa, en el que uno de ellos, será de un dicasterio vaticano relacionado.

Sin embargo, Religión Confidencial ha podido comprobar que entre los tres padres sinodales representantes de Europa, el cardenal español Juan José Omella es uno de ellos, junto al arzobispo de Viena (Austria), el cardenal Schonborn y el arzobispo de Bologna (Italia), Matteo Zuppi. 

Por su parte, los prelados de América Latina elegidos son el arzobispo de Montevideo (Uruguay), el cardenal Daniel Sturla; el arzobispo de Brasilia, el cardenal Sergio Rocha y el obispo de Tapachula (México), monseñor Jaime Calderón Calderón.

Los trabajos del Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes finalizaron pero, como ha dicho el Papa Francisco, el texto deberá ser releído, rezado, reflexionado por cada pastor en cada iglesia local.

Hasta la próxima Crónica de Roma. 

[email protected]om

Twitter: @mercedesdelat https://twitter.com/mercedesdelat

Facebook: https://www.facebook.com/mercedesdelatorre.roma

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo