Crónica de Roma

Presentado el documento de trabajo para el sínodo de octubre

Europa se sume en una profunda crisis de fe. El Vaticano lo sabe y por eso ha convocado a los obispos del mundo este octubre para el sínodo sobre la Nueva Evangelización que será uno de los eventos más importantes de este 2012.

El Vaticano ha presentado el documento sobre el que trabajarán en el sínodo sobre la Nueva Evangelización que tendrá lugar el próximo octubre en Roma. Se trata de las respuestas que 250 obispos y 114 conferencias episcopales del mundo han enviado a Roma para preparar uno de los eventos más importantes de este año y que se han resumido y compilado en el llamado "instrumentum laboris" que hoy han presentado en la Sala de Prensa vaticana.

Se ha destacado la importancia de la transmisión de la fe en la familia cristiana, de los laicos y de los medios de comunicación, pero no han concretado los modos en los que llevarán a cabo esta titánica empresa de reevangelización.

La reacción de los periodistas durante la presentación del documento ha sido de sorpresa y desconcierto. Una oportunidad desaprovechada para explicar los temas que se tratarán durante esa cumbre de obispos de todo el mundo y en la que intentarán de resolver el principal problema de Europa; su secularización.

El Vaticano sabe que Europa sufre de una apostasía silenciosa y, como dijo Nikola Eterovic, "el mecanismo de transmisión de la fe se ha encallado". Por eso quieren ponerse manos al obra e intentar parar esta hemorragia, pero en algunos casos, como el de esta rueda de prensa, se pierden en formalismos y caen en "una excesiva burocratización".

Quizás ha sido simplemente un error de comunicación o de traducción -de lenguaje burocrático al lenguaje de la vida real- pero en esta ocasión no han sabido presentar la gran tarea de recristianizar el Viejo Continente.

Bien es cierto que este 'instrumentum laboris' es sólo la guía sobre la que trabajarán quienes participen en este Sínodo, por lo que sólo es el inicio y aún queda la esperanza de que sorprendan con una espectacular realización -como hicieron al constituir el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización- y que las conclusiones y acciones efectivas vendrán a partir de octubre, cuando se finalicen esos días de trabajo. Pero sin duda, esperemos que la nueva evangelización pase también por un nuevo lenguaje y sobre todo una nueva comunicación.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?