Crónica de Roma

Perdón a las víctimas de Irlanda

La huella que los casos de abusos sexuales han dejado en Irlanda todavía permanece. El Congreso Eucarístico Internacional que está teniendo lugar allí pretende ser también un momento para cerrar las heridas y sobre todo, para pedir perdón por los errores cometidos.

Benedicto XVI no ha podido presidir el 50 Congreso Eucarístico Internacional, por eso ha enviado al cardenal Marc Ouellet como representante a este evento. Le pidió expresamente que se reuniera con víctimas de abusos cometidos por sacerdotes para pedirles perdón.

No es algo nuevo, no es la primera vez. Benedicto XVI se ha enfrentado a esta situación en varias ocasiones durante algunos de sus viajes, como en Australia o Inglaterra, sin ir más lejos. Él ha escuchado las historias desgarradoras de quienes fueron abusados por miembros de la Iglesia y ha sido precisamente él quien les ha pedido perdón.

La lucha que lleva el Papa contra los abusos viene de lejos, desde sus años como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y las veces que ha pedido perdón también han sido innumerables.

Que el Papa haya elegido al cardenal Ouellet como su representante allí también es significativo, porque es uno de los cardenales más eficaces y fieles de la curia romana y uno de los más capacitados para ser su sucesor.

Durante dos horas se reunió el cardenal Marc Ouellet con las víctimas, escuchó su historia y lo que cada uno de ellos quería decirle. Después les leyó el mensaje que el Papa y toda la Iglesia quería darles. "El Papa me ha pedido venir como legado pontificio a pedir perdón a Dios por los tiempos en los que los miembros de la Iglesia han abusado sexualmente de niños, no solo en Irlanda, sino en otros lugares también".

"Vengo aquí con la intención de intentar pedir perdón a las víctimas por el grave pecado de abuso sexual a niños llevados a cabo por sacerdotes. Hemos aprendido en los últimos años cuánto dolos y desesperación han causado los abusos a miles de víctimas. Hemos aprendido que la respuesta a estos crímenes dada por algunas autoridades de la Iglesia ha sido inadecuada e ineficiente para parar los crímenes a pesar de las claras indicaciones del Código de Derecho canónico". "En nombre de la Iglesia, pido perdón a las víctimas, algunas de las cuales he encontrado aquí".

El año 2009 fue especialmente decisivo ya que salieron a la luz dos informes sobre casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Irlanda. Por ahora han sido cesados en el cargo cinco prelados irlandeses. Ahora, en el Congreso Eucarístico se da este gran paso en la reconciliación, para evitar que estos graves errores vuelvan a ocurrir.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?