Crónica de Roma

Con una Misa en el Vaticano

El Papa conmemorará el centenario del genocidio armenio

audiencia
photo_camera audiencia

El próximo domingo el Papa Francisco presidirá una importante Misa en la Basílica de San Pedro en donde rezará por las víctimas del pueblo armenio asesinadas en 1915 y nombrará Doctor de la Iglesia al santo armenio Gregorio de Narek. 

San Gregorio Narek es el santo armenio más amado y más leído del pueblo armenio, su libro de oraciones llamado 'Libro de las lamentaciones' es considerado como el libro de cabecera junto al Evangelio. Por este motivo, tiene gran relevancia que el Papa Francisco lo declare doctor de la Iglesia el próximo domingo.

Esta importante celebración eucarística será concelebrada por el Patriarca Catholicós de Cilicia de los armenios católicos, Nersés Pedro XIX Tarmouni. 

Además, asistirán los dos Patriarcas apostólicos armenios: Catholicós Karekin II de Etchmiadzin y el Catholicós Aram I de Antelias quienes fueron invitados por la Santa Sede. También participará en esta histórica Misa el presidente de la República de Armenia, Serzh Sargsyan, con una delegación de ministros y personalidades del país, así como también muchos fieles armenios católicos y apostólicos de varios países del mundo.

Este acontecimiento histórico que cumple cien años es un tema muy controversial a nivel internacional. Los armenios califican este 'gran mal', en armenio ‘Metz Yeghern’, como un genocidio en el que murieron un millón y medio de personas. Sin embargo, solo 21 países lo han reconocido como tal, y el resto del mundo junto a Turquía no quieren utilizar este término.

En junio de 2013, el Papa Francisco recibió una delegación guiada por el Patriarca Nerses Pedro XIX Tarmouni y –según indicó la prensa italiana- al concluir saludó a una persona descendiente de una de las víctimas de esta masacre a quien el Papa le habría dicho que “el primer genocidio del siglo XX fue el de los armenios”.

Esta expresión molestó al Ministro de Relaciones Exteriores de Turquía quien solicitó a la Santa Sede que se “abstenga de tomar medidas que puedan causar daño a nuestras relaciones bilaterales” y añadió que lo que esperan del Papa “con la responsabilidad de la autoridad espiritual que tiene” es que contribuya “a la paz mundial, en lugar de promover la enemistad por los acontecimientos históricos”.

Previamente en 2006, el cardenal Bergoglio había calificado este hecho como “el más grave crimen de la Turquía otomana contra el pueblo armenio y toda la humanidad” según relató el rabino de Buenos Aires, Abraham Skorka, en el libro ‘Sobre el cielo y la tierra’.

Al volver de su viaje a Turquía en noviembre de 2014, el Papa Francisco respondió a una pregunta sobre el martirio de la sangre de los armenios y aseguró haber tenido durante su visita contactos con armenios, confió que le preocupa mucho la frontera turco-armenia y expresó que “si se pudiera abrir esa frontera, sería algo muy hermoso”.

“Sé que hay problemas geopolíticos en la zona que no facilitan la apertura de esa frontera. Pero debemos orar por la reconciliación de los pueblos. También sé que hay buena voluntad por ambas partes – así lo creo –, y tenemos que ayudar para que esto se consiga... esperamos que se llegue por un camino de pequeños gestos, de pequeños pasos de acercamiento”, ha aseverado.

Audiencia con el Sínodo patriarcal de la Iglesia Armenia Católica

Este jueves, el Papa Francisco ha recibido en el Vaticano a una delegación de veinte obispos de la Iglesia Armenia Católica encabezada por el Patriarca Catholicós de Cilicia de los armenios católicos, Nersés Pedro XIX Tarmouni, quien agradeció al Papa celebrar el próximo domingo “la Santa Liturgia con ocasión de la conmemoración del centenario del genocidio del pueblo armenio con un millón y medio de víctimas asesinadas atrozmente por ser cristianos”.

Por su parte, el Pontífice ha expresado que el próximo domingo de la divina misericordia eleverá "la oración del sufragio cristiano por los hijos y las hijas de su amado pueblo, que fueron víctimas hace cien años”.

“Invocaremos la Divina Misericordia para que nos ayude a todos, en el amor por la verdad y la justicia, a resanar cada herida y a acelerar gestos concretos de reconciliación y de paz entre las naciones que todavía no consiguen alcanzar un razonable consenso sobre la lectura de tales tristes acontecimientos”, ha recalcado.

Entre los obispos presentes se encontraba monseñor Vartán Boghossián quien es el exarca apostólico para los fieles de rito armenio residentes en Latinoamérica (alrededor de 150.000) con quien conversé y me explicó la relevancia de esta Misa.

Además, me explicó que con ocasión de este centenario se han celebrado Misas Solemnes también en Venezuela presidida por el cardenal Jorge Urosa, en México por el cardenal Norberto Rivera y en Argentina con el cardenal Mario Aurelio Poli.

Después de esta importante celebración en Roma, también se celebrarán Misas en Montevideo, Uruguay con el cardenal Daniel Sturla, en Santiago de Chile con el cardenal Ricardo Ezzati y dos en Brasil: en Sao Paulo con el cardenal Odilo Scherer y en Aparecida con el cardenal Damasceno Assis.

Twitter: @mercedesdelat

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?