Crónica de Roma

El Papa Francisco sigue de cerca la reforma del Banco Vaticano

El Papa Francisco, que aseguró querer "una Iglesia pobre para los pobres", sigue de cerca la reforma financiera vaticana, en concreto, las actividades del Instituto para las Obras de la Religión (IOR) conocido como el Banco Vaticano.

Una prueba de ello fue el pasado 24 de junio cuando el Papa instituyó una comisión para recopilar información sobre las actividades del IOR que permita "adecuar mejor las estructuras y las actividades del Instituto a las exigencias de los tiempos actuales" y un documento oficial señala que Francisco sigue el camino iniciado por su predecesor Benedicto XVI para que "los principios del Evangelio permeen también la actividad de naturaleza económica y financiera" a la luz de la necesidad de "reformas en las instituciones que ayudan a la Sede Apostólica".

Esta comisión está formada por cinco miembros: su presidente es el cardenal Raffaele Farina; el cardenal Jean-Louis Tauran, que es también miembro del comité de supervisión del IOR y presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso; monseñor Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru como coordinador; monseñor Peter Bryan Wells, representante de la Secretaría de Estado y Mary Ann Glendon, presidente de la Academia de Ciencias Sociales.

Después de ello, el diario oficial de la Santa Sede, L'Osservatorio Romano informó el miércoles 10 de julio, que esta comisión tuvo su primera reunión en la Casa Santa Marta dentro del Vaticano y que en el encuentro participaron también el Presidente del Consejo de Administración del IOR, el abogado Ernst von Freyberg y el prelado Battista Ricca. Además, según confirmó el diario vaticano, el Papa Francisco quiso estar presente al inicio de esta reunión para "animar los trabajos de la comisión" que él mismo instituyó.

Por otro lado, la Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que el 2 y 3 de julio se llevó a cabo la reunión del "Consejo de Cardenales para el Estudio de los Problemas Organizativos y Económicos de la Santa Sede" presidida por el Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone pero que el miércoles 3 de julio el Papa estuvo presente.

A pesar de que se desconoce el contenido del discurso que el Papa Francisco dio en ese encuentro, la Oficina de Prensa Vaticana precisó que el Pontífice tuvo "un breve diálogo" en el cual "recordó las finalidades y la utilidad del Consejo" así como también los invitó a "continuar con estos encuentros periódicamente".

Un dato interesante de este comunicado oficial es que indica que los cardenales reflexionaron sobre los datos del último balance y que "animaron la necesaria reforma dirigida a reducir los costes a través de una obra de simplificación y racionalización de los organismos existentes" así como también una programación más atenta "de las actividades de todas las administraciones". Veamos en el futuro próximo en qué acciones concretas se realizará esta reforma.

Por último, en la línea de la reforma de las actividades del IOR, el viernes pasado 12 de julio el padre Federico Lombardi informó que el promotor de Justicia del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano congeló los fondos depositados en el Banco Vaticano a nombre del monseñor Nunzio Scarano, ex responsable del Servicio de Contabilidad Analítica de la Administración del Patrimonio Apostólico de la Santa Sede (APSA) arrestado a finales de junio por las autoridades italianas para ser investigado sobre corrupción y estafa.

Por Mercedes De La Torre

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?