Crónica de Roma

Durante el 47º aniversario de la Comunidad de Sant’Egidio

El cardenal Ortega califica de “milagro” el deshielo entre Cuba y EE.UU.

Cardenal Ortega
photo_cameraCardenal Ortega

El arzobispo de La Habana (Cuba), el cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino, ha realizado en Roma sorprendentes declaraciones sobre el reciente restablecimiento de las relaciones entre Cuba y EEUU.


En primer lugar, el cardenal Ortega ha agradecido públicamente “al Señor por lo que ha sucedido recientemente en Cuba”, hecho que ha calificado como “el milagro del deshielo”. Estas palabras las ha pronunciado durante la Misa por los 47 años de la Comunidad de Sant'Egidio realizada en la Basílica de San Juan de Letrán.

Además, el arzobispo de La Habana ha reiterado que esto fue posible gracias a la “extraordinaria iniciativa de Papa Francisco”, como lo informamos en Religión Confidencial, y ha precisado que este “milagro” ha significado “el fin de un tiempo que parecía no acabar nunca” porque “el muro de desconfianza que dividía EEUU y Cuba parecía indestructible…. la historia parecía detenida”.

Sin embargo, el cardenal Jaime Ortega ha asegurado que “nada es imposible para Dios” y ha afirmado: “a lo largo de los años no perdimos la esperanza. La historia está llena de sorpresas. Lo digo para consolarnos, cuando nos sentimos pesimistas... Que la señal de deshielo pueda contagiar al mundo entero, para que se afirme el diálogo en donde se combate”.

Asimismo, el purpurado cubano ha aseverado que gracias a la “paciencia al tejer el diálogo y la perseverancia en la oración” han dado “el fruto bendito de un nuevo tiempo para Cuba y para EEUU: un tiempo de encuentro y diálogo” y ha añadido que “el diálogo trae bien para todos”. Por eso ha concluido que su corazón “está lleno de gran esperanza para el futuro del pueblo cubano”.

Por otro lado, el arzobispo de La Habana ha recordado a monseñor Óscar Romero, a quien ha calificado como “un ícono de esperanza… amigo de Dios, de los pobres y de su pueblo. Un obispo inolvidable por su fe y su palabra, un mártir de nuestros días” y ha rezado por las otras crisis internacionales actuales, en concreto por “los países que sufren la guerra”, como Ucrania, Siria e Irak.

Agradece el trabajo de Sant’Egidio en Cuba

El cardenal Jaime Ortega ha agradecido públicamente a la Comunidad de Sant’Egidio el trabajo que realiza en Cuba “por los pobres y por los jóvenes” y ha asegurado que han “compartido las alegrías y las angustias del pueblo”. También ha revelado que han aceptado la responsabilidad de tener una parroquia en La Habana.

Asimismo, el purpurado cubano ha explicado que tras cuarenta y siete años, la Comunidad de Sant’Egidio “continúa gastándose con pasión y entusiasmo, en un mundo complejo y conflictivo, en las grandes periferias humanas, para ir al encuentro de los pobres, sanar las heridas, abatir muros y hacer que nazca la paz” y ha concluido que “trabajan con simplicidad evangélica".

La Comunidad de San Egidio fue fundada por Andrea Riccardi en febrero de 1968 y trabaja en 73 países del mundo con más de 60 mil personas, más los miles de amigos y personas que la apoyan.

Twitter: @mercedesdelat

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?