Crónica de Roma

“Just Love” y la confusión de la monja rebelde

Si lo que su autora quería era "modernizar" la opinión de la Iglesia, flaco favor ha hecho a su causa.

El libro "Just Love: A Framework for Christian Sexual Ethics,", que por cierto ha alcanzado el nivel de best seller en pocos días en Estados Unidos, no puede ser presentado como un libro que refleja las enseñanzas de la Iglesia católica. No lo digo yo, lo dice la Congregación para la Doctrina de la Fe, que de esto sabe mucho y que a esto se dedica. Desde mi punto de vista la cadena de errores empieza desde el mismo título.

Si Margaret Farley quería sobre todas las cosas escribir un libro con el contenido que ha publicado, le propondría que dejara ver en el título un "My personal opinion", que diera a entender que es una consideración personal sobre los temas propuestos. Vamos, el contenido de un blog impreso y encuadernado. Estupendo, precioso, bien maquetado. Desde luego no llegaría al best seller, pero si a sacarse unos eurillos. Ni la Congregación para la Doctrina de la Fe y ni los medios de comunicación se dedicarían a escribir sobre ella. Y como se dice en España: "Ancha es Castilla".

Pero claro, el título es el que es, y el libro habla de lo que habla. Y aunque su escritora asegura por activa y por pasiva que no pretende hablar del Catecismo y del Magisterio de la Iglesia, resulta un poco difícil creerla no sólo por el título mencionado, sino porque ella es precisamente una monja de la Iglesia católica.

Sor Margaret A. Farley puede tener las opiniones que desee, me parece lógico, razonable y maravilloso. Pero claro, con el contenido de su libro y la explicación ofrecida, en lugar de aclarar, unir y acercar a la fe de la Iglesia y a su Magisterio, provoca todo lo contrario: la confusión, el desconcierto y la perplejidad. Confío plenamente en que ésa no era su intención. Pero cualquier persona que lea "Just Love", puede pensar que ahora la Iglesia ha cambiado su opinión sobre el divorcio (o póngase el tema que se desee) y que "cómo puede ser que me haya tenido yo que enterar por Sor Margaret". Y claro, el desconcierto está servido.

No es que el Vaticano se escandalice por hablar de uniones homosexuales, de masturbación y divorcio y mucho menos que haya cambiado de opinión. Sor Margaret no dice nada nuevo, nada que no hayamos escuchado antes. Pero lo que no va a dejar hacer la Congregación para la Doctrina de la Fe -que para eso está- es que los lobos con piel de cordero y arropados por un falso ecumenismo, cambien la fe y siembren confusión entre las personas que quieren conocer la Verdad.

Si lo que Sor Margaret quería conseguir era un cambio en la mentalidad de la Iglesia escribiendo este libro y montando este revuelo mediático –del que ya fue advertida- me parece que flaco favor ha hecho a su causa. Pero claro, si sus objetivos eran otros... sin duda lo ha conseguido.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?