Crónica de Roma

Comienzan las polémicas de la pastoral familiar

Tras el anuncio de la próxima asamblea del Sínodo de los Obispos y la confirmación del tema “los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización” comienzan las voces al interno de la Iglesia en diferentes direcciones.

En concreto, el presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vicenzo Paglia destacó -en italiano en Rai radio 1- que es necesario “vencer el prejuicio” que indica que “los divorciados están fuera de la Iglesia” y agregó que “no es así de ningún modo, en primer lugar porque son bautizados”.

Además Paglia anunció que el próximo Sínodo –que se llevará del 5 al 19 de octubre de 2014- será un primer paso en esta reflexión profunda de la pastoral familiar y que en 2015 se reunirá “un grupo aún más amplio de obispos para tomar decisiones en este tema”.

Por otro lado, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi precisó que el Pontífice pide la “participación responsable del episcopado de las diversas partes del mundo” y reiteró la importancia de que la Iglesia "se mueva comunitariamente en la reflexión y en la oración" para definir "orientaciones pastorales comunes en los puntos más importantes -como la pastoral de la familia- bajo la guía del Papa y de los obispos".

A pesar de eso, un documento publicado por el servicio pastoral de la arquidiócesis de Friburgo, Alemania propone “orientaciones para la práctica pastoral” y decidió no seguir la prohibición formal del acceso a los sacramentos para los divorciados y casados por segunda vez. Al respecto, Lombardi explicó que “nada ha cambiado” y que “no hay novedades” en este tema y precisó que tal texto fue publicado por una oficina pastoral que “no implica la responsabilidad del obispo”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?