Crónica de Roma

Benedicto XVI habla de su familia en Milán

La música, los paseos y la comida de los domingos en familia son los recuerdos más fuertes que Benedicto XVI todavía guarda de sus años de juventud en Baviera. "Me imagino el Paraíso como mis años de juventud con mi familia", dijo.

Es la fiesta de las familias, así llaman al Encuentro Mundial de las Familias. Por eso Benedicto XVI se trasladó hasta Milán el fin de semana para presidir la séptima edición. En el aeropuerto de Bresso, Benedicto XVI respondió a las preguntas de cinco familias. Habló de cómo conciliar el trabajo, la vida de familia y el tiempo de descanso, cómo ayudar a las personas divorciadas y separadas y qué hacer para no perder la esperanza cuando la crisis económica hace casi imposible la vida de la familia.

Fue una niña vietnamita la que le preguntó al Papa cómo era su familia. A lo que Benedicto XVI respondió él se imagina el Paraíso como los años de juventud que pasó con su familia.

Ante unas 400.000 personas Benedicto XVI recordó algunos de los momentos de aquellos años, que todavía mantiene vivos en su memoria. Los almuerzos de los domingos en casa de los Ratzinger eran uno de los momentos más importantes de la semana, después toda la familia cantaba junta las canciones que su hermano Georg componía, mientras su padre tocaba la cítara. Ahí comenzó la afición del Papa a la música.

Los viajes que hizo con sus padres y sus hermanos, los paseos que solían dar por un bosque cercano a su casa. "Éramos un un sólo corazón y un sólo espíritu. Con tantas experiencias comunes, también en tiempos muy difíciles, durante la guerra, antes de la dictadura, la pobreza que sufrimos después", dijo el Papa.

Poco a poco Benedicto XVI va desvelando los recuerdos de su infancia, de su juventud, de sus años como sacerdote y profesor. En todas estas memorias no hay nada extravagante, fuera de lo común. La familia Ratzinger era como cualquier otra familia de Baviera, de la que después saldría el futuro papa Benedicto XVI.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?