Crónica de Roma

Mercedes de la Torre

La visita a Asís recalca que pobreza y austeridad son las líneas de acción del Papa Francisco

El primer Papa que elige el nombre de Francisco por el santo de Asís visita finalmente la cuna franciscana en su fiesta patronal. Esta visita está llena de significado porque la realiza junto a todos los miembros del g8 vaticano después de su primera reunión plenaria y porque muchos lo interpretan como el Pontífice que quiere “reformar” a la Iglesia y convertirla en “pobre para los pobres”.

Muchos han sido los gestos del Papa Francisco que confirman que la pobreza y la austeridad son dos de las líneas prioritarias de su Pontificado. No sólo porque decidió vivir en la casa Santa Marta y no en el departamento papal, usar un coche menos lujoso, conservar su cruz pectoral de plata, sino también porque reitera su llamamiento a romper con la indiferencia y ayudar a los más desfavorecidos.

En esta línea se comprende por qué el Papa abordó con el Consejo de los Cardenales la reforma de la Curia y sobre todo la importancia del servicio en los dicasterios. Francisco propone una dirección contraria a las lógicas de poder y a la simple reorganización de la estructura eclesial para hacerla “más eficiente”, incluso “reducir los costes”. Pero sobre los posibles cambios en el ámbito financiero, el padre Federico Lombardi aseguró que no fue “el tema prioritario” de esta primera reunión plenaria del g8 vaticano.

De este modo, algunas de las prioridades de este Papa son la austeridad material, la transparencia financiera, el servicio concreto a los más desfavorecidos y la utilización de recursos para la ayuda a los pobres pero también la austeridad personal, incluso en los títulos honoríficos, para poder atender mejor las realidades no temporales y centrarse en el mensaje de Asís que son: la pobreza, la paz, el diálogo y el cuidado de la creación.

Por este motivo, el Papa Francisco en Asís reza en visita privada ante la tumba de Francisco y delante de la Cruz de San Damián, encuentra a niños incapacitados y enfermos  del Instituto Seráfico, se reúne con los pobres asistidos del centro de Caritas y almuerza con ellos. Una vez más pone el ejemplo.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?