Conferencia Episcopal

Reunión Omella-Infancia Robada: El cardenal no cuestiona el trabajo del despacho Cremades&Calvo Sotelo

Fuentes conocedoras de la reunión niegan, como señalan algunos titulares, que Omella se haya abierto a que la auditoría de la pederastia no la realice Cremades

Reunión Omella-Infancia Robada. Fuente: Twitter
photo_camera Reunión Omella-Infancia Robada. Fuente: Twitter

Cerca de cuatro horas de reunión en la sede de la Conferencia Episcopal Española entre su Presidente, cardenal Juan José Omella, y la Asociación Nacional Infancia Robada.

Una reunión en la que los miembros de esa Asociación, uno a uno, explicaron al cardenal Omella su historia para concluir, como si de un guión unánime se tratara, que “no pueden reconocer la autoridad del despacho Cremades&Calvo Sotelo”, elegido por la CEE, “por intereses contrapuestos, al ser su presidente miembro del Opus Dei”.

Un comunicado que parecía ya se traía redactado a una reunión en la que ha tenido un papel destacado, también en la comparecencia ante los medios de comunicación, la abogada Leticia de la Hoz. 

El fundador de la Asociación Infancia Robada,  Juan Cuatrecasas, que asistió al encuentro junto a su exmujer y su hijo, publicó a media mañana un tuit en el que decía “A petición del presidente de la @Confepiscopal, hoy la Asociación Nacional Infancia Robada –ANIR @asociacioninfa1 se reúne con él, Cardenal Omella”.

Al término de la reunión, el cardenal Omella acompañó a los asistentes al lugar previsto de la comparecencia ante los medios para hacerse una foto con los asistentes.

Rectificación de la CEE

La presidenta de la Asociación, Ana Cuevas, leyó el citado comunicado en el que se reclamó "una rectificación de la CEE y una solución a los problemas concretos que les presentamos", a partir de cuatro ejes: "Verdad, justicia, reparación y acompañamiento".

Ejes que se traducen en cuatro medias, según la Asociación Infancia Robada: “Una condena rotunda y sin paliativos de loa abusos, pidiendo un perdón público y sin excusas, que venga avalado por todos y cada uno de los miembros de la CEE y por los jerarcas de todas las congregaciones, ordenes y prelaturas; terapias psicológicas y psiquiátricas reparadoras de por vida para los supervivientes; ayudas para conseguir un trabajo en el merado laboral; y una reparación económica por los daños causados y una indemnización por incapacidad laboral”.

Según fuentes de la Conferencia Episcopal, por la mañana, en la reunión del Comité Ejecutivo se había abordado la situación actual de la investigación sobre la pederastia. Además, se produjo un intercambio de opiniones sobre la reunión de la tarde.

Trabajos de la Iglesia

Los obispos miembros de este organismo recibieron información sobre cómo evolucionan los trabajos de la Iglesia en esta materia a partir de lo hecho por las oficinas diocesanas y del encargo al despacho Cremades&Calvo-Sotelo.

Después de la comparecencia de los medios, las informaciones publicadas en las horas siguientes a esta reunión están ofreciendo versiones dispares no tanto sobre lo que dijeron los miembros de Infancia Robada sino sobre la respuesta del cardenal Omella.

Fuentes conocedoras de la reunión niegan, como señala el titular del diario “El País”, que el cardenal Omella “ se haya abierto a que la auditoría de la pederastia no la realice el despacho de abogados Cremades”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes