Conferencia Episcopal

Las propuestas que el cardenal Blázquez llevará a Roma en la reunión sobre abusos

Sorprende en el Vaticano que la Conferencia Episcopal Española no haya realizado un gesto público de acogida de las víctimas

Monseñor Blázquez y el Papa Francisco.
photo_cameraMonseñor Blázquez y el Papa Francisco.

La Comisión anti-pederastia de la Conferencia Episcopal Española está ultimando sus trabajos de cara a la reunión que los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo tendrán en Roma los próximos 21 a 24 de febrero para reflexionar sobre los abusos.

Según ha podido saber Religión Confidencial de fuentes internas de la Comisión, gran parte del trabajo ha consistido en contestar al cuestionario preparatorio del encuentro con el Papa, que el Vaticano ha enviado a las Conferencias Episcopales. Un cuestionario que es una auditoría sobre cómo se están abordando los casos en las iglesias particulares.

Al mismo tiempo, los integrantes de la Comisión, de marcado carácter jurídico, han trabajado en la actualización del protocolo de la Conferencia Episcopal Española y del modus operandi ante las denuncias de pederastia.

Información puntual a la Conferencia Episcopal

En este sentido una de las propuestas que llevará el cardenal Ricardo Blázquez a Roma consiste en la necesidad de que las diócesis comuniquen a la Conferencia Episcopal las denuncias una vez se han recibido, para que la Conferencia Episcopal tenga información puntual y actualizada de los casos que se van produciendo o están en curso.  

Las voces más críticas dentro de la Comisión apuntan a la necesidad de que la Conferencia Episcopal Española desarrolle una estrategia más visible de actuación e información preventiva en esta materia.

Por ejemplo, con cursos en todos los Seminarios y en toda las diócesis de trato con menores, como se está haciendo en Estados Unidos. O con la creación de una página web específica como han hecho los episcopados francés o norteamericano, entre otros.

Escuchar a las víctimas

Otro de los puntos que consideran claves, y que no estaba suficientemente abordado, es el de la escucha de las víctimas. Sorprende que aún no se haya producido en España ningún encuentro público de los miembros de la Conferencia Episcopal con las víctimas.

Una asignatura pendiente que, según algunas fuentes de la Conferencia Episcopal, sorprende en el Vaticano, que se preguntan por qué los obispos españoles aún no han hecho ningún gesto de escucha y acogida pública de las víctimas, como hacen, entre otros, el Papa Francisco.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?