Conferencia Episcopal

El País sigue adelante con su campaña sobre la pederastia y la Iglesia

Los delegados de medios de las diócesis han recibido un cuestionario preguntándoles sobre la aplicación del motu proprio “Vos estis lux mundi”

Asamblea Plenaria de los obispos de noviembre 2020.
photo_camera Asamblea Plenaria de los obispos de noviembre 2020.

El diario “El País”, del Grupo Prisa, no ceja en su empeño de seguir con la serie sobre la Iglesia en España y la pederastia. En 2018 envió un cuestionario a las diócesis y abrió un correo electrónico para alentar la denuncia periodística. Pasado el tiempo, lo que se puede deducir de lo publicado es que España no es Estados Unidos, ni “El País” es el “Boston Globe”.

Ahora, los delegados de medios de comunicación de la diócesis españolas han vuelto a recibir una encuesta del diario “El País”, firmada por el redactor Julio Núñez, que trabaja en esta serie con Íñigo Domínguez de Calatayud, en la que se les requiere, en teoría, información sobre la  aplicación del Motu proprio “Vos estis lux mundi”.

Oficina de atención a las víctimas 

Esta nueva requisitoria está produciendo no poco malestar en las diócesis y en las provincias eclesiásticas. De hecho, las respuestas de las diócesis, según ha podido comprobar Religión Confidencial, están siendo variadas: desde las que no han contestado, ni van a contestar porque no tienen datos nuevos, hasta las que se han apresurado a responder a las preguntas.

Como es lógico, los obispos han hecho sus deberes y han montado las oficinas de atención a las víctimas. La casuística es múltiple. Desde oficinas que no han recibido ninguna denuncia, a otras  que se han encontrado casos de muy diversa naturaleza, desde abusos intrafamiliares a otros ocurridos en ámbitos e instituciones ajenas a la diócesis.

Los obispos mantienen puntualmente informada a la Conferencia Episcopal, sobre manera cuando desde la calle Añastro se les solicita la información actualizada. En algunos sectores hay un cierto malestar por el hecho de que la Conferencia Episcopal derive a las diócesis las demandas informativas y, por ejemplo, no haya lanzado una página web con los datos con los que cuenta, como han hecho algunos episcopados como el francés.  

La respuesta de la diócesis de Madrid 

Como se ha podido comprobar ayer, lunes, 15 de febrero, los resultados de la encuesta de “El País” ya han dado el primer titular. La diócesis más aventajada en contestar al periódico ha sido la de Madrid. El titular de prensa dice que “La diócesis de Madrid admite por primera vez ocho casos de pederastia cometidos por clérigos”.

Pero a lo largo de un texto no muy preciso, se leía que “con todo, el obispado no ha querido dar detalles de los casos. Ni los lugares ni los nombres de los ocho clérigos pederastas “con el objetivo de proteger el anonimato de las víctimas”. Ha precisado que solo uno pertenece a la diócesis, y ya se ha abierto una investigación canónica. Estos últimos cometieron los delitos en colegios y entornos educativos “la mayoría de las veces””.

Es decir, que el titular debiera ser “La diócesis de Madrid admite por primera vez un caso de pederastia cometido por un clérigo de la diócesis”. En el texto se dice, además, que los casos que han aparecido se “sucedieron hace décadas y no habían trascendido hasta ahora”. ¿Cuántas décadas?

La diócesis de Madrid no solo ha abierto una oficina de atención a las víctimas, según “El País”, sino que ha puesto en marcha un proyecto de ayuda a las víctimas con el nombre de “Repara”, que tiene como cabeza visible al catedrático de la Universidad Pontificia de Comillas Miguel García-Baró.

La respuesta de los jesuitas 

Junto con la diócesis de Madrid, la otra institución eclesial que no ha tenido reparos en presentar sus datos han sido los jesuitas, con lo que se ha producido un efecto confirmatorio de la intención de “El País” de seguir con esta serie. El pasado 21 de enero “El País” afirmaba que la investigación de los jesuitas “es la primera investigación interna de la Iglesia en España”.

Los datos del informe de los jesuitas concluyeron, según el resumen publicado por la revista Ecclesia, de la Conferencia Episcopal, que desde 1927 hasta 2020, 81 menores fueron víctimas de abusos por parte de 65 jesuitas. Un informe que recoge también un amplio espectro de conductas, desde lenguaje impropio o provocaciones a tocamientos. Del total de los jesuitas implicados, 48 han fallecido, 17 viven, entre los cuales uno fue expulsado y tres abandonaron la Compañía.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes