Conferencia Episcopal

Los obispos reciben una carta de uno de los investigados por el caso de las fundaciones de la archidiócesis de Madrid

El abogado Manuel Fernández Clemente relata lo ocurrido y anuncia acciones legales por “calumnias, injurias y falsedades”

Parroquia San Jorge (Madrid).
photo_camera Parroquia San Jorge.

Numerosos obispos españoles han recibido una carta de Manuel Fernández Clemente, abogado, una de las personas investigadas por el caso de las fundaciones civiles relacionadas con el arzobispado de Madrid, cuyo presidente es el cardenal Carlos Osoro.

Según ha podido conocer Religión Confidencial, Fernández Clemente, titular del despacho “Fernández Clemente Abogados S.L”, ha enviado esas cartas por correo certificado explicando a los obispos el asunto de las fundaciones. Al parecer, las ha remitido a la práctica totalidad de las diócesis.

El abogado considera que los obispos deben conocer “de primera mano” la situación de las citadas fundaciones, entre otras cosas porque es una persona directamente implicada en las mismas, y, en segundo lugar, porque se ha producido -dice- “un conflicto entre la propia gente de la Iglesia”.

Evitar la ruina de las fundaciones

Explica en la carta el proceso de la fundaciones civiles de la archidiócesis de Madrid, que ha llegado a judicializarse y ha sido objeto de elevada repercusión mediática.

Fernández Clemente relata que la situación de las fundaciones requería tomar decisiones para evitar su ruina económica, “así como para dar un mejor cumplimiento a la legislación de las Fundaciones y a sus propios fines estatutarios”. En consecuencia “había que dar una mayor rentabilidad a las fundaciones adecuando sus recursos patrimoniales al mejor cumplimiento de sus fines”.

Dentro de ese objetivo, el gobierno de las fundaciones decidió abordar un nuevo proyecto socio sanitario y socioeducativo para mayores y niños en situación de vulnerabilidad denominado “La Ciudad de la Misericordia”, en el Cañaveral (Vicálvaro). Este proyecto se lograría mediante la transformación de activos de las fundaciones.

Respuesta social

Sin embargo, se produjo una respuesta social, sobre todo con la venta de ciertos inmuebles propiedad de las fundaciones civiles Fusara y Fundación Santísima Virgen y San Celedonio, que provocaron la acusación de irregularidades.

Como consecuencia -dice-, las personas de confianza del arzobispado de Madrid se convirtieron en chivos expiatorios de la operación, con intervención de la justicia, ya que pasaron a investigados, uno de ellos el citado Manuel Fernández Clemente, incluyendo una investigación canónica encargada al canonista Javier Belda.

La segunda consecuencia ha sido el intento de revertir la venta de la finca de Condes del Val propiedad de la Fundación Santísima Virgen y San Celedonio en la que se incluía la parroquia de San Jorge y la venta de los catorce inmuebles de la Fundación Fusara.

Afirma que hay un plan orquestado para desprestigiar a personas que han trabajado en resolver el problema de las fundaciones, uno de ellos el propio abogado, e informa a los obispos de que se ha visto obligado a interponer denuncias por calumnias, injurias y falsedades, y tiene intención de ejercer nuevas acciones ante los tribunales de justicia en caso de que no se ponga remedio al acoso y persecución contra su persona.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?