Conferencia Episcopal

Monseñor Francisco Cerro será el nuevo arzobispo de Toledo

El actual prelado de Coria-Cáceres cuenta con el apoyo de los cardenales Ricardo Blázquez y Carlos Osoro

Monseñor Francisco Cerro con religiosas contemplativas.
photo_cameraMonseñor Francisco Cerro con religiosas contemplativas.

El procedimiento de provisión de la archidiócesis de Toledo se encuentra prácticamente cerrado en Roma.  A la espera de que aterrice en España el nuevo Nuncio, monseñor Bernardito Cleopas Auza, y si no ocurre algo a última hora, el nuevo arzobispo de Toledo será monseñor Francisco Cerro Chaves, actual obispo de Coria-Cáceres.

Acompañaban en la terna a monseñor Chávez el obispo de Málaga, monseñor Jesús Catalá, y monseñor Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo. De entre los nombres que se habían barajado sorprende que a última hora haya sido retirado el de monseñor José Rodríguez Carballo, arzobispo secretario de la Congregación de Religiosos. Este hecho se debería a la mala recepción de esta propuesta en la diócesis de Toledo.

Fernando Chica y Martínez Camino 

No se descarta que monseñor Carballo venga España a ocupar otra sede metropolitana, Zaragoza, para la que ya se baraja también el nombre del actual observador permanente de la Santa Sede en la FAO, monseñor  Fernando Chica Arellano. Otro candidato que aparecía de forma recurrente en los informes iniciales fue el del obispo auxiliar de Madrid, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, que inexplicablemente sigue en la capital de España.

Pero los buenos oficios de monseñor Francisco Cerro Chaves y el apoyo de los cardenales Ricardo Blázquez y Carlos Osoro han inclinado la balanza. Una balanza también acompañada de informes negativos sobre los otros candidatos.

Se podría decir que las piezas para que el hoy obispo de Coria-Cáceres sustituya a monseñor Braulio Rodríguez Plaza encajan a la perfección. Monseñor Francisco Cerro es natural de Malpartida de Cáceres. Comenzó sus estudios en el Seminario de esa diócesis, aunque posteriormente se trasladó al de Toledo, dónde se ordenó sacerdote. Estos datos apuntan a uno de los argumentos que más ha pesado a la hora de su elección, el conflicto de Guadalupe, para el que monseñor Cerro Chávez ha vendido que tiene una solución.

Relación con Blazquez

Pero su trayectoria no termina aquí. La siguiente estación es Valladolid, donde fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y responsable de la Casa de Ejercicios. Ahí arranca su relación con monseñor Ricardo Blázquez, que apoyó su nombramiento como obispo.

La siguiente pieza en el puzzle es la del arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, con quien monseñor Cerro Chaves ha intensificado su relación en los últimos meses. Hasta el punto de que el cardenal Osoro fue el invitado estrella, junto con el padre Ángel, fundador de Mensajeros, en las últimas Jornadas de Teología de la diócesis de Coria- Cáceres

Una trayectoria episcopal, la de monseñor Francisco Cerro Chaves, que le avala para conseguir, con no poco esfuerzo, la mitra de Toledo.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?