Conferencia Episcopal

Mons. Munilla, a un paso de ser el próximo obispo de Orihuela-Alicante

El Nuncio podría haber facilitado este nombramiento pensando en la buena labor que monseñor Munilla puede hacer en el conjunto de las diócesis del mediterráneo

José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastian.
photo_camera José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastian.

Movimiento en el ajedrez de nombramientos episcopales en España. Según ha podido saber Religión Confidencial, esta semana, monseñor José Ignacio Munilla será nombrado previsiblemente, obispo de Orihuela-Alicante, con lo que dejará la diócesis de San Sebastián en la que tomó posesión el 9 de enero de 2010. 

Son varias las derivadas de este cambio, que hará las delicias de los sacerdotes y religiosos que durante los últimos años han venido manteniendo una permanente campaña de denuncias y desprestigio del episcopado de monseñor Munilla, quien llegó a San Sebastián desde la diócesis de Palencia.

Un giro respecto a episcopados anteriores 

El trabajo de monseñor Munilla en San Sebastián ha supuesto un giro respecto a episcopados anteriores. Un pontificado que no ha estado exento de polémicas artificiales creadas para restar credibilidad a la labor de monseñor Munilla. Un obispo mediático que ocupa la presidencia de la Comisión de Medios de Comunicación de los obispo europeos.

Se consuma, por tanto, el giro en la orientación en el episcopado del País Vasco. El primer movimiento fue el traslado de Mons. Mario Iceta de Bilbao a la archidiócesis de Burgos. Ahora le toca el turno al “alter ego”, en este sentido, de San Sebastián.

Dos obispos con perfiles de unas características acusadas: alejados de toda relación con el nacionalismo vasco, sin hipotecas, naturales de esas diócesis, vasco-parlantes, formados en Seminarios de otras diócesis españolas y con una comprensión pastoral plenamente identificada con la Nueva Evangelización que propugnaba Juan Pablo II. 

Mons. Francisco Pérez 

Además, se da la circunstancia de que el próximo 13 de enero, el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, monseñor Francisco Pérez González, presentará al Papa la preceptiva carta de renuncia al cumplir 75 años. Esto significa que si monseñor Munilla era un firme candidato a ocupar la sede de Pamplona, queda totalmente descartado de esta posibilidad.

No hay que olvidar que los arzobispos son ahora miembros natos de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española. Este hecho ha podido pesar para que no se haya tenido en cuenta a monseñor Munilla para ocupar una sede metropolitana.  

Es también llamativa la distancia geográfica entre la diócesis de San Sebastián y la de Orihuela-Alicante. Muchos kilómetros por medio para que el nuevo obispo de Alicante no tenga la intención de intervenir en el futuro de la diócesis de San Sebastián.

Diócesis del mediterráneo 

Pero este nombramiento indica que la iniciativa y el protagonismo que había tomado el Nuncio de Su Santidad en España, Bernardito Cleopas Auza, frente a las injerencias de la denominada Comisión de control de nombramientos episcopales, podría haber quedado tocada.

Aunque tampoco, según fuentes consultadas, hay que descartar que el Nuncio haya facilitado este nombramiento pensando en la previsible buena labor que monseñor Munilla puede hacer en la diócesis de Alicante y en el conjunto de las diócesis del mediterráneo.

Pese a que el Nuncio recibía informaciones no favorables a monseñor Munilla, es sabido que algunas de las personas que están interfiriendo en el procedimiento de nombramiento de obispos tenían una particular fijación con Munilla.  Fijación compartida por alguno de los cardenales que intervienen decisivamente en el proceso de nombramientos de obispos.

Si hubiera que leer este movimiento en clave de partida de ajedrez entre el señor Nuncio y los miembros de la Comisión de control de nombramientos de obispos, se podría decir que, después de la jugada maestra del Nuncio con el nombramiento del arzobispo castrense, ahora le tocaba el turno a la Comisión. Una de cal y otra de arena, se podría decir. Habrá que esperar, por tanto, a futuros nombramientos y a futuros cambios de sedes.

Biografía 

Mons. José Ignacio Munilla Aguirre nació en San Sebastián el 13 de noviembre de 1961. Inició los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor de Toledo y los concluyó en San Sebastián. Obtuvo la licenciatura en Teología, especialización en Espiritualidad, en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos. Fue ordenado sacerdote en San Sebastián el 29 de junio de 1986.

Munilla ha desempeñado el ministerio pastoral en Zumárraga: en los años 1986-1990 ha sido vicario parroquial en la Parroquia de la Asunción y en 1990 es párroco de El Salvador.

El 24 de junio de 2006 fue nombrado Obispo Palencia y tomó posesión de la diócesis el 10 de septiembre de 2006. El 21 de noviembre de 2009 fue nombrado Obispo de San Sebastián, tomando posesión de la diócesis el 9 de enero de 2010.

Al nombramiento del nuevo obispo de Orihuela-Alicante parece que se le suma el de un nuevo obispo para Coria-Cáceres.   

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?