Conferencia Episcopal

Mons. Carrasco espera que Sánchez tenga en cuenta el Pacto Educativo Global que defiende Francisco

El presidente de la Comisión Episcopal para la Educación explica a RC la propuesta educativa de la CEE enviada al Gobierno

Mons. Alfonso Carrasco durante la rueda de prensa online.
photo_camera Mons. Alfonso Carrasco durante la rueda de prensa online.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez mantendrá hoy a la 9.30 la audiencia con el papa Francisco. Según distintas fuentes eclesiales, el deseo de encontrarse con el Santo Padre parece manifestar una estima con respecto a sus grandes propuestas en aspectos esenciales de la vida social. 

Entre otras grandes cuestiones comunes referidas a España, parece razonable que también hablen de educación, y en concreto, de la nueva ley educativa propuesta por el Gobierno social-comunista que vulnera derechos y libertades fundamentales de las familias españolas. 

Pacto Educativo Global del Papa Francisco 

Recientemente, el Papa Francisco ha presentado el Pacto Educativo Global en el que entre otros puntos, el pontífice hace un llamamiento a la sociedad civil "para dar vida, en nuestros países de origen, a un proyecto educativo, invirtiendo nuestras mejores energías e iniciando procesos creativos y transformadores en colaboración con la sociedad civil".

En esta línea, el presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y culturaMons. Alfonso Carrasco, junto al secretario general de la CEEMons. Luis Argüello presentaron ayer en rueda de prensa la propuesta que han enviado al Gobierno en sintonía con el Pacto Educativo Global del Papa. 

Al respecto y ante el inminente encuentro entre el Papa y Sánchez, el obispo Carrasco responde a preguntas de Religión Confidencial :

"Estamos seguros de que el Gobierno, y su presidente, Pedro Sánchez, conocen este Pacto. Todos deseamos que nuestro Gobierno defienda en el Parlamento una Ley de Educación fundamentada en la defensa de la libertad de enseñanza y de los derechos de alumnos y familias, y no parece que, en general, nadie quiera defender públicamente lo contrario. Sin embargo muchas enmiendas y tomas de posición tienden, por el contrario, a preferir la imposición de las propias posiciones ideológicas, sin diálogo real y aprovechando disponer momentáneamente del poder de los votos. Construir sobre la  libertad puede parecer más dificultoso, pero es el camino del futuro para las personas y la sociedad, la forma de hacer posible una convivencia justa y en paz". 

Proyecto educativo renovador

Al obispo Carrasco, la propuesta del Pacto Educativo Global le parece "especialmente pertinente en la situación de nuestra sociedad, en la que la crisis no es sólo sanitaria, sino que afecta de muchas maneras. En España, en particular, estamos llamados a ponerlo en práctica, buscando desarrollar un proyecto educativo renovador con la participación de toda la sociedad civil y centrado en la formación integral de la persona".

El obispo de Lugo afirma a RC que este proyecto "pide diálogo y consenso en la tramitación de la Ley de Educación y la integración de las perspectivas educativas referidas al crecimiento de los alumnos como personas maduras, capaces de fraternidad y de convivencia; para eso es necesaria el área propuesta, en la que se sitúa una enseñanza escolar correspondiente a la identidad religiosa y cultural del alumno".

Propuesta de la CEE enviada al Gobierno 

Respecto a la educación y en relación al Pacto Educativo Global propuesto por el papa Francisco, la Conferencia Episcopal dió a conocer ayer la propuesta enviada para avanzar en este Pacto planteado por el pontífice. 

El secretario general de la CEEMons. Luis Argüello,  subrayó tres puntos fundamentales de este Pacto Educativo Global del papa Francisco: “Poner la persona en el centro, tener el coraje de invertir las mejores energías con creatividad y responsabilidad, y además tener el coraje de formar personas dispuestas al servicio de la comunidad”. 

Por su parte, el presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y cultura, Mons. Alfonso Carrasco, obispo de Lugo, explicó que en la propuesta enviada al Gobierno, la idea es que "todos los alumnos tengan un área, un espacio para la dimensión personal y de moralidad”. 

Según Carrasco, “en el fondo la idea principal, en la que podemos concordar todos, es que en el ámbito educativo debe haber un espacio específico para el estudio de la dimensión personal que afecte a la comprensión de los valores, de la moralidad, de las creencias, al desarrollo de la persona. No tiene sentido una educación utilitarista pero que no educa a la persona.” 

Una asignatura que respete la identidad católica 

En declaraciones a Religión Confidencial, Carrasco explicó el contenido de esta materia: "Nuestra propuesta es introducir establemente un ámbito o área específica en el currículo, dedicada a la educación de la persona como tal del alumno, referida al conocimiento y comprensión de los rasgos fundamentales de su mundo de valores, cultural y religioso. En esta dimensión vemos que existe una verdadera “emergencia educativa”, y que de nuevo se corre el riesgo de no plantear la enseñanza al servicio de una formación integral, limitándose así mucho las capacidades de inteligencia y de responsabilidad de los alumnos ante la realidad". 

Respecto a si esta materia sustituiría la actual asignatura de Religión, el obispo de Lugo aclaró a RC: "Esta enseñanza no puede hacerse bien sin tener en cuenta la propia identidad religiosa, la tradición a la que pertenecen los alumnos, por ejemplo católica. Esto es indispensable también en vistas del aprendizaje del respeto y del diálogo, a la vivencia de la fraternidad en una sociedad cada vez más plural". 

Profesores de Religión 

Preguntado si en la propuesta de la CEE presentada al Gobierno, los profesores de religión podrían impartir esta materia, el presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y cultura ha manifestado a RC que "los profesores de religión podrían dar perfectamente las asignaturas correspondientes dentro de esta área curricular. No tendría por qué cambiar sustancialmente la situación actual a este respecto. Estarían, en cambio, plenamente integrados en el proceso educativo tanto de primaria como de secundaria, estabilizándose su posición en el claustro". 

Educación Concertada 

En la propuesta de los obispos presentada al Gobierno se refiere al currículo común a todo centro de enseñanza, sea de primaria sea de secundaria; por tanto, a la enseñanza de iniciativa social y a la de gestión estatal directa. "Con respecto a la enseñanza concertada, en particular, insistimos simplemente en que tiene nuestro apoyo pleno, en defensa de la libertad de enseñanza y de los derechos de niños y familias", matiza el obispo de Lugo. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes