Conferencia Episcopal

Una investigación denuncia que la Iglesia española hace poco contra los abusos. Esto es lo que ha hecho hasta la fecha

Además de analizar los abusos en la Iglesia, la Universidad Oberta de Catalunya “tiene interés” en investigar las instituciones educativas y deportivas

Asamblea Plenaria de los obispos.
photo_camera Asamblea Plenaria de los obispos.

Una investigación realizada por un equipo de la Universidad Oberta de Catalunya, junto a la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y la Universidad de Barcelona (UB) "evidencia la gravedad de los abusos sexuales a menores en la Iglesia católica y las escasas iniciativas para denunciarlos", señalan los investigadores. 

El proyecto engloba el conjunto de investigaciones sobre este tipo de abusos realizadas en el Estado con el objetivo de comparar sus resultados con los obtenidos en otros países y discute la relevancia que pueden tener para la reparación, la intervención y la prevención de este tipo de victimización. 

Poca colaboración 

A preguntas de Religión Confidencial, uno de los investigadores, Josep M. Tamarit, asegura que se ha puesto en contacto con las diócesis de España y han mostrado muy poca "colaboración" para este estudio. 

También sostiene que la Iglesia Española "no ha abierto los archivos para conocer cuántos abusos se han producido mientras que en otros países sí se han hecho". 

El estudio muestra que los abusos sexuales fueron cometidos, mayoritariamente, por clérigos que conocían las experiencias previas de malos tratos que presentaban las víctimas y, así, su extrema vulnerabilidad y la inexistencia de un contexto protector, lo que les permitía asegurarse la impunidad. 

Justicia restaurativa 

Tamarit asegura que en su investigación se ha puesto de manifiesto que algunos programas de justicia restaurativa, para encontrar formas de reparación moral y económica a las víctimas, permitirían una responsabilización y solidaridad con las víctimas, y que la Iglesia no está haciendo casi nada al respecto. 

A preguntas de RC, ha anunciado que no sólo han realizado una investigación de los abusos en el seno de la Iglesia Española sino que también tienen interés en investigar los abusos en entidades deportivas y educativas. 

Lo que ha hecho la Iglesia española 

Lo cierto es que la Iglesia Católica española, como repite frecuentemente el secretario general de la Conferencia Episcopal, Mons. Luis Argüello, es casi la única institución tanto en España como en el mundo, que ha realizado una autocrítica exhaustiva en este campo, colaborando estrechamente con la justicia, apartando a los clérigos de la vida religiosa y reparando a las víctimas. 

De hecho, el informe sobre la protección de menores, se pone de manifiesto que, en cumplimiento de lo establecido por la Santa Sede todas las diócesis españolas tienen establecidos, desde antes del 1 de junio, protocolos y oficinas para la protección de menores y presentación de denuncias por abusos cometidos.

En algunas diócesis se han implementado procesos comunes para la protección de menores, protocolos para los centros educativos y formación para profesores y alumnos para la detección y prevención de abusos a menores. 

Oficinas de atención a las víctimas 

Según la investigación de la Universidad Oberta de Catalunya, la Iglesia católica presenta escasas iniciativas para denunciar los abusos. Sin embargo, el informe de la Conferencia Episcopal, resalta que las diócesis españolas y diversas instituciones religiosas han creado Oficinas de atención a las víctimas así como cauces para la presentación de denuncias y protocolos de actuación que están vigentes en sus diversos ámbitos. 

Además, la web de la CEE expone un listado de todas las diócesis españolas, así como distintas instituciones religiosas, con diversas acciones para la prevención y denuncia de abusos. 

El pasado mes de abril, por primera vez, la Iglesia católica española reconoció 220 casos de abuso a menores por parte de clérigos españoles desde el año 2001, según expuso el portavoz de la Conferencia Episcopal Española en rueda de prensa.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?