Conferencia Episcopal

Este es el trabajo pastoral que realizarán los obispos en los próximos cuatro años

Consideran que en los últimos años se ha dado un gran cambio social que ha generado una sociedad desordenada e insegura en la que crece la desconfianza y el enfrentamiento

Juan José Omella, Luis Argüello y Jesús Sanz.
photo_camera Juan José Omella, Luis Argüello y Jesús Sanz.

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Barcelona, cardenal Juan José Omella, el Secretario general de la CEE Luis Argüello, y el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, han presentado las orientaciones y las líneas de acción para la CEE para los cuatro próximos cursos pastorales, que llevan por título Fieles al envío misionero (de 95 páginas) que entran en vigor este mes de septiembre y se prolongan hasta el final del curso 2024-2025.

Según los obispos, en los últimos años se ha dado un gran cambio social que ha generado una sociedad desvinculada, desordenada e insegura en la que crece la desconfianza y el enfrentamiento. 

En este contexto tan transformado, es necesario seguir afirmando que la vivencia religiosa, la fe en Dios, aporta claridad y firmeza a las valoraciones éticas.

Amenazas de la evangelización 

Para la Conferencia Episcopal, las amenazas de las evangelización en España son por un lado las que vienen de fuera de la cultura ambiental, y, por otro,  las que vienen de dentro, de la secularización interna, la falta de comunión o de audacia misionera. 

En esta línea, los obispos agradecen el testimonio de muchos laicos partícipes activos en la misión de la Iglesia asumiendo funciones y responsabilidades. 

¿Cómo evangelizar en la actual sociedad española? se preguntan los obispos. "La cultura relativista dominante abre el camino para un capitalismo moralista que no solo regula la producción y el consumo, sino que impone valores y estilos de vida. Los datos entregados por los usuarios digitales dan acceso a los deseos y pensamientos de la población y a partir de ello, se ofrece una «voluntad artificial» capaz de «hacer querer» y «hacer decidir» a los usuarios", dice el documento de los obispos.

Plan de acción 

 Ante este contexto, los obispos presentan un plan de acción (página 45) en el que recuerdan que los católicos "somos los testigos de Jesucristo en la sociedad española del siglo XXI. Nuestros conciudadanos necesitan llenar su vida de sentido, de esperanza, de amor; en definitiva, de Dios. A veces lo explicitan y otras veces no, pero están sedientos de sentido, compañía y plenitud que solo Dios puede ofrecer. El mensaje central que hemos de comunicar hoy es que Dios existe. Afirmar que Dios existe y es bueno creer en Él". 

En este plan de acción invitan a "proponer a Jesucristo vivo" desde el testimonio personal y comunitario en la cultura dominante, relativista e individualista, que ha aprendido a vivir «como si Dios no existiera».

Además, invitan también a ofrecer el testimonio de vida fraterna y entregada en la familia y la comunidad cristiana y de amistad civil en la vida ciudadana. 

Prioridades 

Los obispos enumeran, así mismo, una serie de prioridades:

Evangelización. Primer anuncio y transmisión de la fe que reclama santidad, testimonio personal y vida comunitaria. 

Iniciación cristiana. Seguir impulsando y renovando las propuestas de planes anteriores sobre la Iniciación cristiana, catecumenado de adultos, niños no bautizados.

Propuesta de la vida como vocación: identidad, espiritualidad y misión de sacerdotes, laicos (matrimonios) y vida consagrada,

.– Salida misionera. Presencia en la vida pública, personal, comunitaria e institucional al servicio del bien común. Iglesia que dialoga y se abre a alejados, e impulsar la evangelización «cuerpo a cuerpo».

Testimonio personal e institucional de Iglesia acogedora y samaritana en la opción preferencial por los pobres. Impulsar la formación de un pueblo que vive y propone la Doctrina Social de la Iglesia al servicio de la persona, la familia humana y la casa común.

Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión. 

Cuatro itinerarios 

Además, los obispos proponen cuatro itinerarios preferentes en las acciones pastorales. El primer de ellos es la manifestación explícita de la fe a quienes no conocen a Cristo; El segundo, acompañamiento, procesos de acogida de personas que, en camino de búsqueda, desean vincularse más fuertemente a la Iglesia; el tercero, formación cristiana y por último, presencia misionera en la vida pública: compromiso de transformación evangélica de la realidad desde el que, además, se da testimonio de fe ante quienes no conocen a Cristo. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable