Conferencia Episcopal

El claretiano Fernando Prado, nuevo obispo de San Sebastián, un sacerdote cercano y actual

"Me abruma la inmerecida confianza que pone el Papa Francisco en mí para este servicio", ha declarado el misionero

Fernando Prado, nuevo obispo de San Sebastián.
photo_camera Fernando Prado, nuevo obispo de San Sebastián.

Los periodistas de información religiosa conocemos muy de cerca a Fernando Prado Ayuso, el sacerdote misionero claretiano que el papa Francisco acaba de nombrar nuevo obispo de San Sebastián. Hace unos meses, Religión Confidencial le preguntó sobre el rumor que le iban a nombrar obispo de San Sebastián, y obviamente, lo negó. 

Durante la pandemia, reunió el testimonio de 30 periodistas para escribir el libro "Tejer Historias. Comunicar esperanza en tiempos de pandemia". 

Fernando Prado es un trabajador incansable, conocedor de los problemas de la Iglesia y sus virtudes, de trato fácil y cercano, con amplia formación teológica: es profesor en el Instituto Teológico de Vida Religiosa y director de publicaciones claretianas. Muy periodista, de hecho es licenciado en periodismo. 

Cualidades personales 

La Santa Sede ha hecho público en el Bolletino de las 12.00 h. de hoy, lunes, 31 de octubre, que el papa Francisco ha nombrado al religioso claretiano Fernando Prado Ayuso obispo de San Sebastián. Así también lo ha comunicado la Nunciatura Apostólica a la Conferencia Episcopal Española, que lo ha publicado en su página web.

Nacido en Bilbao en 1969, conoce la tierra, los problemas y sus gentes, (en San Sebastián fue ordenado) aunque no tiene una plaza fácil de pastorear. Se necesitan obispos con un carácter muy determinado para llevar las riendas de la diócesis de San Sebastián, y tendrá tantos amigos como detractores. Hay quien dice que es un pastor demasiado bueno con un gran corazón, cualidades necesarias en cualquier pastor. Pero además, necesitará una buena dosis de mando y, quién sabe, dar algún golpe en la mesa de vez en cuando. 

Primeras palabras a los fieles 

Estas han sido sus primeras palabras a los fieles de la diócesis de San Sebastián:

"El pasado 17 de octubre, el Nuncio de su Santidad me comunicó la decisión del Papa Francisco de nombrarme obispo de esta querida diócesis de San Sebastián, a la vez que pedía mi consentimiento. Tardé unas horas en contestar. Enseguida me vinieron unas palabras del propio Francisco en una reciente catequesis sobre el ‘discernimiento’ que decía así: “Recuerda que las elecciones que hagas tendrán una consecuencia, para ti, para los demás y para el mundo; puedes hacer de la tierra un magnífico jardín o puedes convertirla en un desierto de muerte”. Después de orar un buen rato, unas horas más tarde, con no poca sensación de vértigo, pero lleno de confianza, envié la preceptiva carta de aceptación al Santo Padre, mostrándole mi plena comunión con él y con la Iglesia universal. En la misma carta, le indicaba que me abrumaba la inmerecida confianza que ponía en mí para este servicio". 

Agradece así mismo, la labor de sus predecesores: "Recuerdo a los tres últimos: ¿Cómo no recordar el largo y fecundo ministerio de monseñor José María Setién, en el que tanto nos instruyó con sus enseñanzas?¿Cómo no recordar la cordial cercanía y la sabiduría creyente de monseñor Juan Mari Uriarte? ¿Cómo no valorar la elocuencia de monseñor Munilla que llenó tantos espacios en la diócesis y también fuera de ella con sus innumerables catequesis y su presencia virtual? Muchas gracias, pues, a quienes han sido mis predecesores. También gracias a D. Francisco, administrador apostólico de la diócesis, por facilitar tanto las cosas". 

Primera rueda de prensa 

En la rueda de prensa ofrecida en la sede de la diócesis de San Sebastián, tanto en castellano como en Euskera y visiblemente emocionado (se puede ver en este vídeo) ha manifestado: "Tener paciencia conmigo porque nadie me ha preparado para ser obispo y no me he preparado para obispo". 

Además, Prado ha dicho que la "Iglesia de Guipúzcoa quiere ser una iglesia al servicio del evangelio" y que el Concilio Vaticano II del que estamos celebrando su 60 aniversario, "sigue siendo hoy la brújula, y no una brújula, que nos invita a navegar en esa dirección. La necesidad de dar a conocer a todos el amor de Dios y la salvación en Cristo, es nuestra razón de ser". 

"Soy de los que necesito a la gente y disfrutaré con vosotros. Toda ayuda y contraste que me podáis ofrecer, serán siempre bienvenidos. Agradezco vuestras oraciones para ser un pastor misionero que quiere Dios", ha añadido el misionero claretiano. 

Biografía 

Fernando Prado Ayuso (Bilbao, 1969) nació en una familia cristiana, siendo el mediano de tres hermanos varones. Su formación preuniversitaria estuvo acompañada por los PP. Agustinos en el Colegio Andrés de Urdaneta (Loiu-Bizkaia). Durante los años de su adoles- cencia y juventud conoció a la Congregación de los Misioneros Claretianos en la parroquia de su pueblo, Las Arenas (Getxo). 

Junto a ellos descubrió la vocación y maduró la fe que antes habían sembrado en la familia sus padres, Ramiro (+) y Gloria. Antes de comenzar el Noviciado, con 22 años, obtuvo la Licenciatura en Ciencias de la Información (Periodismo) en la Universidad del País Vasco. Su primera profesión la emitió en Vitoria el 27 de agosto de 1994.

Es licenciado en Ciencias de la Información y Periodismo por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) (1993), en Teología por la Universidad de Deusto (1998) y en Teología de la Vida Religiosa por la Universidad Pontificia de Salamanca (2002). Es Máster en Edición por la Universidad de Salamanca (2002). Además, posee un diploma de un curso de euskera organizado por el Gobierno Vasco (1998).

Tras la profesión de votos perpetuos ha desempeñado los siguiente cargos: de 1998 a 2002 compaginó ser profesor en escuela primaria y secundaria, con la pastoral de juventud en una parroquia en San Sebastián y delegado diocesano de pastoral juvenil en la unidad pastoral del barrio de Gros, también en San Sebastián. De 2003 a 2012 fue capellán de las Hermanas de la Caridad del Sagrado Corazón de Jesús.

Actualmente, y desde 2003, es director de publicaciones claretianas y profesor en la Escuela Regina Apostolorum para la formación de religiosos, donde imparte los cursos de Teología de la Misión y de medios de comunicación. Además, desde 2011, es profesor de Teología de la Misión en el Instituto Teológico de Vida Religiosa, que depende de la Universidad Pontificia de Salamanca. También es, desde 2013, capellán de las Madres Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza.

Colabora en COPE, TRECE y varias revistas católicas.  En el tiempo de verano ha prestado sus servicios pastorales en diócesis de Estados Unidos, como Los Ángeles y Chicago.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes