Conferencia Episcopal

Blázquez: "Un educador mediocre o desganado difícilmente educa y menos en la situación actual"

El presidente de la Conferencia Episcopal alienta a los colegios católicos en este nuevo curso, donde "la tarea educativa es tan preciosa como complicada"

Ricardo Blázquez.
photo_cameraRicardo Blázquez.

El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid, ha escrito una carta que recoge la agencia SIC, en la que alienta a los colegios católicos y a los profesores en este nuevo curso a proseguir con la tarea educativa.

Al final de su carta subraya: "Quiero agradecer el servicio que venís prestando; pido al Señor que renueve en nosotros el alma del educador cristiano. Un educador mediocre o desganado difícilmente educa; y menos en la situación actual donde la tarea educativa es tan preciosa como complicada", una frase contundente pero que, por otra parte, infunde ánimos a los profesores en este año que comienza, en el que la educación concertada pierde apoyo institucional en las administraciones gobernadas por la izquierda. 

Preocupación de los obispos 

Blázquez indica en su misiva la preocupación de los obispos representantes de escuelas católicas que se han reunido recientemente para dialogar sobre la pastoral en los colegios a raíz del último Sínodo episcopal “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Y aunque el presidente de la CEE indica que "no es la única cuestión de nuestros colegios" si que "tiene que ver con la razón de ser y el sentido de la “escuela concertada católica”.

Así, avisa a los directores de los centros y a las congregaciones que dirigen colegios católicos "lo que significaron vuestros fundadores y fundadoras en este campo. Nadie desconoce el conjunto de cuestiones que tenéis, particularmente al final de curso y de cara al próximo. Pero que lo urgente e importante no excluyan la atención a lo que es razón de ser de nuestros colegios católicos"

Así mismo, advierte que los padres y alumnos saben deben saber "por qué han venido a tal centro escolar; y es bueno que no les pase inadvertido. Tanto el sustantivo escuela como el adjetivo católica deben contar en la estimación de las familias y de la sociedad. ¡Que las dos palabras cubran su contenido! ¡Que sea tan escuela como católica, y tan católica como escuela!

Discernimiento vocacional en "nuestros colegios"

El arzobispo de Valladolid invita a los colegios católicos a reflexionar en este nuevo curso sobre la exhortación apostólica del Papa Francisco Christus vivit les lanza una pregunta: "¿Y ahora qué? ¿Qué experiencias vamos teniendo, unos y otros, en la respuesta a la maduración de la fe y el discernimiento vocacional en nuestros colegios?"

Blázquez recuerda en cuatro puntos, la tarea de los colegios a la luz de la exhortación del Santo Padre. En el primer punto, recuerda  que el Documento preparatorio recordó cómo el desafío educativo, en nuestro mundo, fue caracterizado por Benedicto XVI como “emergencia educativa”. 

En el segundo, destaca el papel esencial de la escuela católica: "En muchas regiones son (las escuelas, universidades e instituciones educativas)el principal, si no el único lugar no explícitamente eclesial, donde muchos jóvenes entran en contacto con la Iglesia”. 

El tercer punto, el presidente de la CEE hace referencia al Documento final, que contiene muchas perspectivas para la pastoral educativa, donde la maduración en la fe es parte integrante.“En todas esas realidades (educativas) la Iglesia une a la obra educativa y a la promoción humana el testimonio y el anuncio del Evangelio” (n. 15)". 

Y, por último, Bláquez recuerda que la Exhortación postsinodal Christus vivit dedica un apartado a “la pastoral de las instituciones educativas, con afirmaciones como que la escuela "es un lugar privilegiado para la promoción de la persona, y por esto la comunidad cristiana le ha dedicado gran atención, ya sea formando docentes y dirigentes, como también instituyendo escuelas propias, de todo tipo y grado"; “La escuela católica sigue siendo esencial como espacio de evangelización de los jóvenes” (222). Deben caracterizarse por su dimensión misionera “en salida”; “también por la capacidad de integrar los saberes de la cabeza, el corazón y las manos”.

Al final de su carta invita "a que se tengan presentes estos documentos que son como hitos de un largo recorrido. La Exhortación se dirige en bastantes párrafos directamente a los jóvenes; el Papa les habla a ellos personalmente y no sólo a los adultos sobre ellos". 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes