Conferencia Episcopal

La Iglesia ha multiplicado un 56,5% la ayuda material a las víctimas de la crisis, pero también la espiritual

Las diócesis españolas incrementaron sustancialmente, un 56,5%, el dinero destinado a la actividad caritativa y asistencial debido a la crisis económica, según la memoria económica anual, correspondiente a 2010, presentada por la Conferencia Episcopal Española. Pero donde la Iglesia está desempeñando una labor fundamental, sin medida económica posible, es en el apoyo anímico, según Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para asuntos económicos.

"Con la crisis -explicó Giménez Barriocanal- muchos acuden desesperados a las parroquias en busca de alimento, pero también de una palabra de consuelo, de esperanza, de una razón para seguir". Esta "labor social inmensa, callada, que no sale en los medios" está resultando especialmente importante en el vendaval de los problemas económicos.

La aparición de auténticos dramas familiares como consecuencia de la recesión ha provocado que muchas personas se replanteen el sentido profundo de su existencia. "Es relativamente fácil dar sentido a la vida con la cartera llena. Pero cuando eso no ocurre, uno tiene que aferrarse a otras cosas. En este contexto, el papel que está realizando la Iglesia es absolutamente insustituible".

Aunque el responsable de los asuntos económicos no quiso cuantificar qué ahorro supone para las administraciones públicas la labor asistencial desarrollada por las distintas instituciones de la Iglesia, sí se preguntó qué ocurriría con los más de cuatro millones de personas atendidas por la Iglesia si no prestase esta labor. "Tendrían que acudir a otro sitio".

A esto se suma el hecho de que, según los cálculos de la Conferencia Episcopal, gracias a la gratuidad de la Iglesia, un euro equivale a 2,35, si se tuviera que pagar la labor de miles de voluntarios.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?