Conferencia Episcopal

Tenía 76 años

Fallece el obispo responsable de las Misiones Diocesanas del País Vasco

El papa Francisco aceptó su renuncia en enero al gobierno pastoral de la diócesis de Vitoria

Monseñor Miguel Asurmendi, obispo emérito de Vitoria.
photo_cameraMonseñor Miguel Asurmendi, obispo emérito de Vitoria.

Monseñor Miguel José Asurmendi Aramendía, obispo emérito, falleció en la noche del martes al miércoles. El funeral y el entierro serán en la Catedral de Santa María hoy 11 de agosto, a las 18 horas. En su día renunció al cargo de presidencia de la Diócesis de Vitoria, por cuestiones de edad.


El que fuera licenciado en Filosofía por la Pontificia Universidad Salesiana de Roma y por la Universidad Civil de Valencia, ejerció también como profesor de piano, director de la Escuela Profesional Salesiana de Zaragoza entre 1972 y 1978 y Delegado regional de la FERE en Zaragoza de 1975 a 1978.

En julio de 1990 fue nombrado obispo de Tarazona. Recibió la ordenación de forma oficial el 30 de septiembre de ese mismo año. En 1995, concretamente el 8 de septiembre, fue nombrado con un cargo superior, obispo de Vitoria.

Sin embargo, renunció al cargo de presidencia pastoral de la diócesis de Vitoria un 8 de enero de 2016, siendo administrador apostólico. El papa Francisco aceptó la renuncia. Juan Carlos Elizalde, que este año ha vivido su primera Jornada Mundial de la Juventud, fue su sucesor, haciéndose con el cargo el 12 de marzo de 2016.

Dentro de la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Misiones (desde el año 2008), aunque ya había pertenecido a este Comisión entre los años 1990 y 1996, uno después de ser nombrado obispo de la Diócesis de Vitoria.

Por otro lado, ha formado parte como miembro de las Comisiones Episcopales de Enseñanza y Catequesis (1992-1993/1999-2008), del Clero (1993-1999) y del Apostolado Seglar (1996-1999).

La Diócesis de San Sebastián envía su pésame

La Diócesis de San Sebastián expresa su más sentido pésame a la familia de D. Miguel José Asurmendi, así como a todos los fíjese de La Diócesis "madre" de Vitoria Gasteiz, por el fallecimiento de quién durante más de 20 años ha sido obispo de esa Diócesis. Damos gracias a Dios por su testimonio de fidelidad y elevamos nuestras oraciones para que Dios le acoja en su seno”, reza el comunicado emitido.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable