Católicos

Catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Valencia: “La vida pública necesita tradiciones religiosas”

Agustín Domingo Moratalla: "No se nos puede excluir por ir a misa"

Agustín Domingo Moratalla.
photo_camera Agustín Domingo Moratalla.

El catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Valencia, Agustín Domingo Moratalla, ha presentado el libro ¿Librar la Batalla Cultural? (CEU Ediciones) en la Universitat Abat Oliba CEU. Moratalla ha abogado por la presencia activa de lo religioso en el debate público, frente a lo que impera en la actualidad:  “micro-relatos de bienestar y emotivismo”. 

 Frente a la idea de que el católico debe legitimarse especialmente para poder participar en el debate democrático, hay que proclamar que “la vida pública necesita tradiciones religiosas”. “Estamos igual de legitimados que cualquiera para participar en la vida pública y no se nos puede excluir por ir a misa”, ha afirmado el catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad de Valencia, Agustín Domingo Moratalla.  

Panorama secularizado 

Durante la presentación del libro, Moratalla ha descrito un panorama político-cultural fragmentado en “micro-relatos de bienestar y emotivismo”. Este es el panorama que deja una secularización que excluye el elemento religioso y el desplome de las grandes utopías tras la caída del Muro de Berlín.  

Moratalla ha invitado a volver a elevar la mirada. Frente a la expulsión de la idea de “virtud y deber, hay que reivindicar las virtudes”. Especialmente en el ámbito educativo, hay que presentar un modelo que “nos permita a todos aspirar a algo mejor”.  

Progresismo y cultura del bienestar 

Como uno de los editores del libro, el ponente ha expuesto que la batalla sobre la que se cuestionan en la obra se concreta en una invocación de un debate realmente plural, sin exclusiones. En este sentido, cree que la izquierda debería recuperar el tono reformista y abandonar el identitario. Y es que, actualmente, “da la impresión de que el progresismo y la cultura del bienestar homogeneiza y crea un único marco con el que todo el mundo tiene que comulgar”.  

El horizonte que guía en esta acción por recuperar un debate cultural verdaderamente abierto es el de 1978. “La batalla cultural es reconstruir el consenso cultural y moral que hubo durante la redacción de la Constitución”.  

En la presentación también han intervenido el editor de CEU Ediciones, Pablo Velasco, y el secretario del Centro de Barcelona de la Asociación Católica de Propagandistas, Jesús María Ruíz.  

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable