Católicos

Teresa Cardona: “No sé qué me va a pedir Dios este año, porque estoy muy contenta”

El cónsul de Costa de Marfil pagó el envío de la guitarra en el avión. Habían firmado un seguro a todo riesgo. Teresa se había despedido del colegio porque iba a cuidar a sus padres enfermos

Teresa Cardona.
photo_cameraTeresa Cardona.

El colegio Mayor Bonaigua de Barcelona, donde residía Teresa Cardona, relata al detalle en su perfil de Twitter las últimas noticias sobre el accidente de Costa de Marfil que costó le vida a la profesora y una de las monitoras del grupo de 30 cooperantes que habían viajado al país africano para ayudar en la reconstrucción de un colegio.

A las 13 horas aproximadamente, aterrizaba el avión con 24 estudiantes. “Ahora se reencontrarán con sus familias y se irán a casa a descansar. Esperamos que las que han quedado en Costa de Marfil puedan volver a casa pronto”, explican en un tweet.

Las voluntarias iban a hacer tareas de rehabilitación en las instalaciones de la escuela Ebenezer en Yamousukro, clases de higiene y nutrición para mujeres y actividades con niños. El campo de trabajo era un proyecto con voluntad de perdurar en el tiempo. 

Atendidas en un hospital de la Orden de Malta

En un primer momento las voluntarias heridas fueron atendidas "con todo cuidado" en el Hospital Saint Jean Baptiste, gestionado por la Orden de Malta, indica Bonaigua. Dos monitoras se han quedado en Costa de Marfil acompañando a las que están esperando la autorización para viajar.

Se espera que los restos de Teresa lleguen hoy miércoles que serán trasladados al Colegio Mayor y con bastante probabilidad el funeral será el jueves, según han confirmado fuentes de la familia a Religión Confidencial.   

Este Confidencial también ha  podido saber algunos detalles nuevos sobre este trágico accidente que ha conmocionado a mucha gente.

Las residentes del Colegio Mayor Bonaigua acuden diariamente al centro para rezar y apoyarse las unas a las otras. Están algo impactadas también con los medios de comunicación, “cantidad de cámaras todos los días frente a la residencia”.

"Salieron negritos a ayudar por todas partes" 

Por otra parte, el cónsul de Costa de Marfil, que está actualmente en Barcelona, está muy afectado porque las conoció antes de irse. "Salían del aeropuerto y Teresa tocaba la guitarra y animaba a todas las cooperantes. Como era un bulto  más costaba una pasta llevar la guitarra, pero Teresa estaba tan motivada que el cónsul le pagó el paquete para que se la pudiera llevar", informan las mismas fuentes a RC. 

También relatan como se produjo el accidente y lo que ocurrió en esos momentos: "La noche que llegaron, durmieron en el club del Opus Dei en la capital de Costa de Marfil y al día siguiente partieron en dos autobuses para irse al pueblo donde estaba el colegio que iban a restaurar. Cuando llevaban una hora de viaje, reventó la rueda y el bus dio bastantes vueltas de campana. Teresa estaba sentada al final de bus y murió en el acto. La que estaba a su lado no sufrió nada. Todavía queda una estudiante ingresada y se ha quedado una responsable con ella".  

El autobús que iba delante paró y salieron dos monitoras a ayudar a sacarlas a todas. "Estaban en medio de la selva y empezaron a salir “negritos” de todas partes. Les llevaron en sus coches a un centro de salud y luego las trasladaron al hospital privado de la Orden de Malta. A las diez más afectadas les hicieron todo tipo de pruebas. Ellas dicen que sus ángeles de la guarda son ahora negritos".

Rezando un rosario tras otro 

Las del primer autobús estuvieron dos horas paradas, rezando un rosario tras otro. Posteriormente, se fueron de nuevo al club de la Obra de Costa de Marfil "que las han cuidado espectacularmente", señalan las mismas fuentes. 

Al día siguiente del accidente, las voluntarias se enteraron que Teresa había fallecido. El conductor que fue trasladado al hospital está muy afectado, pero impresionado por las muestras de cariño y la oración. 

Como era el segundo año que realizaban este proyecto, las monitoras se habían encargado de contratar un seguro a todo riesgo que les cubre todo, hospitalización y el traslado del cadáver de Teresa a España. 

Teresa estaba muy contenta este año 

Amigas de Teresa Cardona relatan a RC que ella había manifestado semanas atrás que este año estaba muy contenta, que el año había sido genial y decía: "No sé qué me va a pedir Dios este año porque estoy muy contenta". 

Como si de un presentimiento se tratara, Teresa se había despedido del colegio Canigó, porque dejaba la subdirección para pasar más tiempo con sus padres enfermos de Alzheimer. Había recogido todas sus cosas, también de la residencia de Bonaigua, y las había empaquetado en cajas. 

El jueves, antes de viajar a Costa de Marfil, celebraron una cena de despedida en el Colegio Mayor. "El periodista de la Vanguardia está flipando con todo el cariño que está viendo entre los amigos y familiares de de Bonaigua". 

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable