Católicos

Las profecías adventistas de Isaías dan consuelo durante la pandemia

“Los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas, levantarán alas como las águilas”

Isaías también es el sombrío pronosticador de la Semana Santa, lamentando a un siervo maltratado que soporta una crueldad insoportable. El profeta del siglo VIII a. C. a menudo advierte sin rodeos: “Dejen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien” (1: 16b – 17a). 

Pero Isaías es un vidente de muchos estados de ánimo, no todos amables. Puede ser el mensajero que advierte de la venganza de Dios familiar en el “Himno de batalla de la República”: “He pisado el lagar solo. . . . Los pisé en mi ira y los pisoteé en mi ira ”(Isaías 63: 3a).

Un consuelo

En este tiempo de pandemia, sus profecías de Adviento sirven de consuelo para los católicos debido a la necesidad de sentirse más cerca de Dios y la esperanza del final próximo del virus. “Incluso los jóvenes se fatigarán y se cansarán, y los jóvenes caerán exhaustos; pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán ”(Isa. 40: 30–31). 

También el profeta es conocido como mensajero de la fatalidad, revelador del sufrimiento mesiánico, abogado de la justicia y visionario apocalíptico. Pero ninguna de estas facetas del repertorio de Isaías es la razón por la que los ciudadanos hallan en sus profecías un consuelo. El Isaías que ven es el heraldo de las profecías del Adviento. 

El Libro de Isaías también se conoce como el quinto evangelio.  Desde una distancia de ocho siglos antes de su generación, en una Jerusalén cada vez más amenazada, este vidente percibió la dolorosa necesidad que tiene la humanidad de un Emmanuel.

El virus y otras fatalidades

Se han registrado más de un millón de muertes por el virus que comenzó a principios de año. Pero mientras tanto, todas las formas de morir que existían, y existen, hasta ahora permanecen, como la pobreza, las guerras, el cáncer, violencia doméstica…  

La profecía de Isaías, referida a la situación actual, dice que hay que salir de la crisis en la que se encuentra España y hacer todo por no perjudicar a los demás con los actos individuales. Además, este año con confinamiento, toque de queda, cierres perimetrales, entre otras medidas sanitarias, ha dejado al descubierto una multitud de grietas en nuestra cultura, por lo que la sociedad española tiene la oportunidad no solo de restaurar sino de reinventar.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?