Católicos

La labor de las religiosas del "Cottolengo del Padre Alegre" que acogen a 60 mujeres discapacitadas sin recursos

Dos hermanas de este centro fallecieron por causas naturales y la funeraria tardó dos días en enterrarlas debido a la situación actual. Una planta está en cuarentena

Residencia "Cottolengo del Padre Alegre".
photo_cameraResidencia "Cottolengo del Padre Alegre".

En esta crisis sanitaria debido al coronavirus, las residencias de ancianos y de enfermos discapacitados psíquicos y físicos, son algunos de los centros que peor lo están pasando. Muchos de estos residentes están contagiados por el virus pero en un estadio leve, por lo que deben permanecer aislados del resto en sus habitaciones y atendido por el personal contratado, con el riesgo que también supone. 

Uno de estos centros es la residencia "Cottolengo del Padre Alegre" fundada por el padre Jacinto Alegre en Italia, que está atendida por la congregación religiosa "Servidoras de Jesús". En este centro residen unas 60 mujeres con distintas discapacidades psíquicas y físicas sin recursos económicos, por lo que los servicios sociales derivan a estas pacientes a este centro. 

El centro ha sido noticia por una información "malintencionada" según afirman personal de la residencia. 

Dos religiosas mayores fallecieron por causas naturales 

Según publica Voz Pópuli , la Policía Nacional acudió el pasado viernes a dicha residencia psíquica ubicada en el municipio madrileño de San Sebastián de los Reyes, "en cuya inspección se encontraron con dos de los cuidadores muertos sin que nadie hubiese acudido a certificar el fallecimiento y retirar los cadáveres". Además, según el citado medio, la orden religiosa que gestiona la residencia es "muy hermética" y "no se prodiga en pedir ayudas y recursos al exterior". 

Javier Sánchez Cervera, el párroco de la parroquia  Ntra. Sra. De Fuente del Fresno, a la que pertenece dicha residencia, ha desmentido esta noticia, así como una trabajadora del centro, Ángela Espejo, en sus redes sociales. El centro además está estudiando la posibilidad de tomar medidas. 

En declaraciones a Religión Confidencial, el P. Sanchez Cervera explica: "Dos hermanas muy mayores que estaban muy malitas fallecieron una el jueves y otra el viernes. Ni siquiera las realizaron la prueba del coronavirus. La residencia está en permanente contacto con el Hospital Público Infanta Sofía y con los servicios sociales municipales. Cuando fallecieron estas dos religiosas, pusieron en conocimiento de los hechos a la funeraria y como está pasando en toda España, se retrasaron debido a la pandemia. Una de ellas fue enterrada el viernes y la otra ayer sábado". 

Una planta en cuarentena  

El P. Cervera asegura que las 10 religiosas que viven allí están muy acostumbradas a trabajar con los servicios sociales de la comunidad de Madrid. Además, cuentan con media docena de terapeutas y trabajadoras sociales contratadas.

"Cuando fallecieron las dos hermanas, colocaron los féretros en una sala para velarlas e inmediatamente llamaron a la funeraria. La policía se personó porque el ayuntamiento les había avisado para ver cómo estaban y vieron los féretros esperando a que fueran recogidos por la funeraria, que se retrasó, debido al estado actual", aclara el P. Cervera a RC. 

Así mismo, el párroco asegura que en esta residencia se está trabajando con todas las medidas sanitarias y de protección que requiere el estado de alarma y las mujeres discapacitadas están perfectamente atendidas. 

"Hay tres plantas y una de ellas está en cuarentena, donde han aislado a muchas de estas mujeres por estar contagiadas por el coronavirus. Dos religiosas, perfectamente protegidas, están entrando y saliendo para atender a estas enfermas. No están contagiadas. La residencia contaba con voluntarios que, obviamente, ya no van. Estas hermanas están dando la vida por las enfermas y sus otras residentes discapacitadas", afirma el párroco. 

Material sanitario donado 

Respecto al material sanitario, llevan días pidiéndolo y esperándolo, aunque todavía tienen reserva que, de momento, es suficiente. Dicho material ha sido proporcionado por donantes particulares, entre ellos, la parroquia de Fuente del Fresno. 

Por su parte, el Ayuntamiento de Algete ha aclarado lo sucedido. En sus redes sociales ha subrayado que desde la corporación municipal se está en permanente contacto con la hermana coordinadora, suministrando "dentro de nuestras posibilidades material de protección, desinfección y ahora algún alimento". 

"El Ayuntamiento de Algete contactó con la UME y las autoridades sanitarias. Están todos ellos coordinados y junto a Guardia Civil y Protección Civil, se hace un seguimiento constante", señalan. 

"Normal que tarden las funerarias" 

Así mismo, aclaran que el propio Ayuntamiento está coordinando ahora mismo una pequeña entrega de alimentos frescos que "era un poco lo que les podía faltar. De todo lo demás están surtidas y atendidas. El comandante de puesto de la Guardia Civil de Algete ha estado hablando con los responsables de la comisaría de San Sebastián de los Reyes y le han dicho que el cadáver de la fallecida ayer se la han llevado esta misma tarde a primera hora".

El mismo ayuntamiento de Algete considera que el hecho de que la funeraria tardara en recoger los cadáveres de las dos religiosas es "algo normal en la situación que estamos viviendo y que ciertos medios de comunicación han querido magnificar". 

Además, el Ayuntamiento de Algete confirma que están intentando contactar con el de San Sebastián de los Reyes para que sean ellos los que estén pendientes de esta residencia, independientemente de que ellos puedan echar una mano.

 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?