Católicos

Los periodistas españoles de información religiosa aplauden la decisión del Vaticano de retirar el calificativo de “católica” a ICOM

El comunicado emitido por la Santa Sede que negaba el calificativo de "católica" a la organización de prensa católica, ICOM, no afecta a la corporación española. La UCIP-E no está encuadrada en la organización internacional, por tanto no debe responder ante las acusaciones del Vaticano y mantendrá su denominación.

La primera queja desde el Vaticano fue para la UCIP, Unión Católica Internacional de Prensa, a raíz de la "grave crisis de gestión que experimentaba desde hace años". El Consejo Pontificio para los Laicos y el Consejo Pontificio para las Relaciones Sociales tampoco ha aceptado el cambio de nombre de la asociación a ICOM, Organización Católica Internacional de los Medios de Comunicación, a la que además acusan de apropiación de patrimonio intelectual, económico e histórico de la UCIP, el logo y la página web.

La UCIP-E (Unión Católica de Informadores y Periodistas de España) nunca llegó a pertenecer al grupo UCIP (Unión Católica Internacional de Prensa) por lo que continuarán con normalidad su servicio de evangelización a través de la prensa. Rafael Ortega, presidente de la UCIP-E, señala que tampoco Francia e Italia se verán afectadas por la mala gestión de la organización internacional. Añade que la organización española ve "coherente" la decisión del Consejo Pontificio, con la que está "completamente de acuerdo".

El cardenal Stanislaw Rylko y el arzobispo Claudio María Celli han apuntado a la "inaceptable falta de transparencia y claridad en la gestión" como motivo de la revocación del decreto de reconocimiento como asociación católica. También es este el motivo que la UCIP-E para desvincularse desde el primer momento. Para Ortega , la labor de los periodistas españoles católicos es ahora "más necesaria que nunca".

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable