Católicos

Las organizaciones obreras católicas apoyan la huelga general con una oración para "los creyentes en huelga". Denuncian que el sistema está mostrando "su cara más inmoral"

La situación de los casi cinco millones de parados, los numerosos desahucios y las graves diferencias entre las ayudas a unos y otros centran las protestas de estos grupos que piden que la salida de la crisis se lleve a cabo teniendo en cuenta a las personas.

Distintas organizaciones obreras católicas se han unido a las reivindicaciones de los convocatnes de la huelga general que se vive hoy en España. Varios movimientos y colectivos obreros cristianos apoyan la huelga general del 14N. Han firmado un manifiesto conjunto en el que defienden que la huelga general es una manera de "concreción crítica y reivindicativa a un proceso de constante agresión a los derechos laborales y sociales de los trabajadores y trabajadoras" y reclaman" un cambio de sistema".

El texto además denuncia que "el sistema está mostrando su cara más inmoral y criminal. Las medidas aplicadas por los gobiernos de Cataluña y de España, lejos de activar la economía productiva, están provocando el aumento constante del paro (25%), de la precariedad laboral y social, y de la pobreza en general (21%). Por este motivo argumental que "no es ético, humano, ni cristiano continuar impulsando, obsesivamente, medidas políticas que condenan a la pobreza ya la exclusión, con la eliminación progresiva de los derechos sociales y laborales ".

Lea un fragmento del texto aquí:

Todos nosotros, hombres y mujeres de Iglesia obrera y comprometida, tenemos un especial interés en el seguimiento de todo el proceso de la crisis económica. Somos especialmente sensibles y críticos con las medidas aplicadas para salir y sus consecuencias, desde la solidaridad activa con los movimientos y plataformas ciudadanas que enfrentan críticamente a esta situación y que elaboran alternativas.

Hoy, la sociedad catalana y el mundo están en constante movilización. El neoliberalismo económico ha fracasado con su sacralización del beneficio y de los mercados por encima de todo. Las clases populares reclamamos ahora cambios profundos en los principios éticos y valores que rigen la sociedad, así como en las formas de vida y de organización. Y buscamos horizontes que ilusionen y nos ayuden a ir definiendo estos cambios, que han de tener como finalidad el bien común.

Es por eso que ante esta doble convocatoria de vaga general y elecciones al Parlamento:

--Reivindicamos y nos sentimos comprometidos en la necesidad de organizar la vida social, la economía, la política, desde otros criterios que no sean los de la lógica de los beneficios,

y nos ponemos a caminar como ya lo hacen, hace años, muchos hombres y mujeres militantes solidarios y muchas organizaciones del pueblo.

-- Defenderemos los valores democráticos fundamentales de diálogo, voluntad de acuerdo, favorecer el bien común, la libertad de expresión, el libre derecho a decidir de los pueblos.

--Reivindicamos claridad en los mensajes y programas políticos en cuanto a las medidas para salir de la crisis y concreción en el modelo de país al cual aspiramos y queremos construir.

--Nos comprometemos a ser personas activas, participativas, críticas y solidarias en la defensa de la dignidad humana y de los pueblos. De la misma manera continuaremos profundizando en la concreción, en el día a día, de nuestro compromiso obrero y cristiano, poniendo en primer lugar los más pobres y débiles de nuestra sociedad.

Desde la HOAC se propone una oración para todos aquellos creyentes que acudan a la huelga general. Un rezo para los católicos que decidan secundar los paros y movilizaciones previstas para hoy.

Señor, Jesús Obrero, que fuiste trabajador como nosotras y nosotros, hoy no iré a trabajar.Pese a que gracias a Ti tengo un trabajo,me uniré a cuantos hoy no pueden trabajar.Me uniré a los que no podrán hacerlo en el futuro,Me uniré a los que lucharon antes que yo,para que yo pudiera trabajar y hacerlo con dignidad.Hoy iré a la huelga.

Mírame con misericordiay dame tus mismas entrañas de misericordia.Mira con ternura a todos mis compañeros y compañeras de trabajoMira con amor a las personas que están desempleadas,a quienes trabajan en condiciones precarias o con sueldos indecentes.A quienes viven con dificultad su vida familiar por las condiciones y horarios de trabajo.Mira con misericordia a todos los trabajadores, puedan o no ganarse el pan de cada día.Mira con amor a sus familias.Da espíritu de conversión y capacidad de compasión a todos los que sostienen estas condiciones deshumanizadoras de trabajo que nos imponen.Que podamos poner de nuevo al ser humano creado a tu imagenen el centro de la vida de nuestra sociedad y nuestra economía.Ayúdanos con tu fuerza a luchar sin desmayo contra las injusticias de este sistema que destruye tu imagen en cada hombre y mujer que son tu templo.¡Ayúdanos a hacerlo, poniendo nuestra confianza sólo en Ti!

Que hoy también, tu Reino sea un hecho en nuestro grito que clama justicia.Que reclamando los derechos que nos humanizanpodamos reconocernos como hijas e hijos tuyos.Y que podamos hacerlo en paz y sin violencia,amando y perdonando como tú nos amas y perdonas.Danos firmeza y esperanza.En Cristo Obrero, nuestro Señor, nuestro hermano.

María, Madre de los pobres, ruega por nosotros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?