“La Navidad es una historia de resiliencia que transmite la virtud de la humildad”

Marcin Kazmierczak director de la Universitat Abat Oliba CEU subraya que “María, José y el Niño son una familia llena de conexiones afectivas, pilar central de la resiliencia”

Marcin Kazmierczak.
Marcin Kazmierczak.

El director de la Universitat Abat Oliba CEU de Barcelona, Marcin Kazmierczak, ha analizado el significado profundo de la Navidad. Kazmierczak dirige los trabajos de un grupo de investigación dedicado a poner de relieve el potencial educativo de la literatura (TRIVIUM),

La narración de la historia de Belén nos recuerda, a través del ejemplo, “que la virtud de la humildad es una de las fundamentales”.  

Si la Biblia es el libro más leído de la Historia, el relato del nacimiento de Jesucristo es, probablemente, una de las historias más conocidas del mundo. Por tanto, es interesante pensar en la Navidad como relato, y analizar los valores que, en su condición de narración, es capaz de transmitir a los que lo leen o escuchan.  

Invitarnos a ser humildes 

Por lo tanto, para el catedrático de Literatura de la UAO CEU, la historia de la Navidad activa el mecanismo de la mimesis (imitación en la vida real de los valores narrados) para invitarnos a ser humildes. Lo hace al presentar a un Dios que es capaz de “rebajarse” para encarnarse en un “hombre limitado”.

La llamada la humildad también se encuentra en las circunstancias del alumbramiento. Como subraya Kazmierczak, nos habla de que Dios “decide nacer en una familia modesta, sin dinero para un hospedaje. Esto es algo que también aprendemos de esta historia: los cristianos somos seguidores de una persona pobre”.  

En esta línea, hay que tener presente que la presentación de la humildad como virtud es una de las “grandes novedades del cristianismo. No era una virtud para los filósofos griegos”, apunta este profesor universitario. 

Paradigma de resiliencia 

Kazmierczak, que tiene entre sus ámbitos privilegiados de estudio el fomento de la resiliencia a través de la literatura, aprecia también que la Navidad es una “historia de resiliencia paradigmática”.

Y no sólo por las adversas circunstancias que superan María y José, sino por cómo lo hacen: “Se nos presenta una familia que funciona como un espacio de apoyo mutuo, llena de conexiones afectivas. Las conexiones afectivas son consideradas por los especialistas como el pilar central de la resiliencia”. De hecho, añade Kazmierczak, en Belén no encontramos infelicidad o angustia, puesto que “está la familia como base de esa seguridad afectiva”.  

La belleza de la familia 

No hay duda de que la Navidad ha sido una inspiración del más alto nivel para la creación artística, en general, y literaria, en particular. “La narración del nacimiento de Cristo en un establo tiene un gran atractivo por los valores que transmite”, señala el catedrático de Literatura. 

 

En el portal de Belén se dan cita una serie de elementos que elevan el relato: “La belleza de la familia, la puesta en valor de la pobreza, la solidaridad entre los humildes y modestos, la ternura de la madre, la protección del padre, la presencia de ángeles y pastores y de elementos de la naturaleza como los animales. Todo unido resulta sumamente atractivo”.  

Video del día

Félix Bolaños mintió. Reconoce ahora que la UE
tiene "preguntas" sobre la amnistía
Portada
Comentarios
Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato