Católicos

Navarro Valls: "Juan Pablo II logró que cayera el Muro de Berlín sin una víctima y bañado de serenidad"

El jurista ha recordado la profecía de Karol Wojtyla sobre el hundimiento del comunismo europeo: "Como ideología no tiene nada que decir y como sistema económico ha fracasado. Se mantiene por el poder"

Joaquín Navarro Valls.
photo_cameraJoaquín Navarro Valls.

Para marcar los treinta años de la histórica caída del Muro de Berlín, el Instituto de Estudios de la Democracia de la Universidad San Pablo CEU, el Instituto Karol Wojtyla S. Juan Pablo II y la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria han celebrado una conferencia con el catedrático emérito de la Universidad Complutense, Rafael Navarro Valls, como protagonista. 

"Antes de ser elegido Papa,  Karol Wojtyla en una conversación privada con varios obispos alemanes profetizó el hundimiento del comunismo europeo. 'Como ideología no tiene nada que decir. Como sistema económico ha fracasado. Se mantiene solamente por su perpetuación en el poder', comenzó su conferencia Navarro-Valls. 

Debacle del régimen comunista 

Navarro Valls ha reivindicado la figura del Papa San Juan Pablo II en el proceso previo a la caída definitiva del Muro de Berlín y, por consiguiente, a la debacle del régimen comunista en Europa.

El vicepresidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España reflexionó sobre aspectos significativos de la historia que ayudan a entender el papel histórico del Papa en este proceso, informa un comunicado de la Universidad San Pablo. 

En este sentido, el catedrático recordó que san Juan Pablo II, residente en una ciudad gobernada por comunistas, comenzó a hablar del comunismo como un paréntesis en la historia social europea. En esta línea, Navarro Valls puntualizó que "el Papa no abordó este tema desde una perspectiva política, sino que lo hizo con una visión mucho más histórica y cultural, con una conciencia ética y moral y desde las raíces de la historia y la cultura, para desde esa base mirar hacia el futuro".  

Luchar por los derechos humanos 

Para el jurista la providencia es la verdadera protagonista de la caída del Muro de Berlín, unida a la acción tenaz de Papa por la lucha de los derechos humanos en ese período". En este sentido Navarro Valls recordó que san Juan Pablo II rechazó la idea del compromiso histórico. El discurso del Papa, durante su visita a Polonia, marcó el inicio de la caída del muro que dividía a Alemania. La caída comenzó en Varsovia, no en Berlín”, enfatiza Navarro Valls.  

"Pero en el caso de la caída del Muro de Berlín las consecuencias fueron de tal índole que con razón se ha dicho que aquel día cambio el mundo. Con la desaparición del llamado Muro de la Vergüenza acabó la bipolaridad de la Guerra Fría, la amenaza del empleo de las armas nucleares por parte de las dos superpotencias que se dividían el mundo (Estados Unidos y la Unión Soviética)  y el desencadenamiento de una nueva guerra mundial", señaló el catedrático emérito de Derecho Canónico. 

Navarro Valls describió así el valor de la figura de san Juan Pablo II: "Al decir el Papa que, de norte a sur y de este a oeste, la historia en movimiento plantea la superación de un orden basado en el miedo, estaba dando fuerzas para agrietar los muros. Sin una víctima y bañado de serenidad, así logró el Papa que cayera el muro en 1989”. 

La conversión de Rusia 

El canonista recordó que el giro se produjo en diciembre de 1989, muy poco después de la caída del Muro, cuando Gorbachov visitó a Juan Pablo II quien explicó a Joaquin Navarro- Valls, entonces portavoz de la Santa Sede,  el contenido de la conversación con Gorbachov.

"Para este la religión es positiva para la vida humana. Aceptó que se ha equivocado al minusvalorar la tremenda fuerza de las convicciones religiosas. El Papa  dice que nos encontramos frente a una especie de conversión. Humanamente, no se entiende cómo su pensamiento ha podido llegar hasta el punto actual. La Virgen hablaba en Fátima de la conversión de Rusia. He rezado mucho por este encuentro y se lo he dicho", relató Navarro-Valls. 

El catedrático concluyó con la nota elaborada por el portavoz de la Santa Sede quien analizaba fríamente  los hechos acaecidos. "El primero, la caída del comunismo se ha producido sin violencia, como si en estos países del Este quedara un “humus” ético cristiano. Segundo, los cristianos, al defender la libertad de conciencia y la libertad religiosa, han sido los catalizadores de la conquista de las otras libertades. Tercero, el verdadero protagonista de 1989 es la Providencia movida por causas muy distintas, entre las que sobresale la acción tenaz de Juan Pablo II por los derechos humanos". 

La conferencia ha estado moderada por el presidente del Instituto de Estudios de la Democracia, José Manuel Otero Novas, quien ha contextualizado la situación que vivía la Europa de los setenta y los ochenta, amenazada por la penetración del comunismo en las sociedades libres. Asimismo, la directora del Instituto Karol Wojtyla S. Juan Pablo II, María Enciso, ha introducido la conferencia de Navarro Valls recordando su trayectoria y, especialmente, la relación con su hermano, el portavoz de la Santa Sede durante 22 años, Joaquín Navarro Valls. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes