Católicos

“La masonería fue el tema que más preocupó a Manuel Guerra en su última década de ministerio sacerdotal”, afirma experto en sectas 

Con motivo del fallecimiento del sacerdote, Luis Santamaría apunta: “Consideraba que era fundamental desentrañar su identidad para entender mejor el mundo en el que vivimos”

 

 

El pasado 25 de agosto fallecía en Burgos Manuel Guerra Gómez, uno de los mayores expertos en sectas a nivel internacional, a los 90 años de edad y 66 de sacerdocio. En 2005 fue uno de los miembros fundadores de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), que presidió hasta el año 2019. Era sacerdote diocesano de Burgos y miembro de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. 

Guerra participó en las consultas internacionales que realizó la Santa Sede sobre el fenómeno de la Nueva Era (New Age), aportando sus vastos conocimientos y muy bien documentados, y diversas ideas para afrontar pastoralmente este desafío cultural y espiritual. 

"De hecho, la obra que publicó después en forma de preguntas y respuestas sobre la Nueva Era respondió a esta inquietud, intentando complementar así el documento que publicó el propio Vaticano sobre la Nueva Era", explica a Religión Confidencial Luis Santamaría del Río, miembro fundador de RIES, actual secretario, y amigo de Manuel Guerra. 

Horas de escucha a las víctimas de sectas 

Con motivo de su fallecimiento, Santamaría, experto en sectas afirma a RC: "Fue muy importante contar desde los inicios de RIES, o mejor dicho, desde su gestación con el conocimiento y los consejos de Manuel Guerra, principal referente católico en España para estos temas desde los años 90. No en vano, durante muchos años fue el consultor sobre el fenómeno sectario de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española". 

También recuerda que “aunque su faceta más conocida en relación con el fenómeno sectario fue la de sus publicaciones e investigaciones, su carácter sacerdotal destacó también en muchas horas de escucha y ayuda a víctimas de las sectas, que contactaban con él a partir de sus libros”.

Su preocupación por la masonería 

Según Santamaría, a grandes rasgos, el tema que más preocupó a Manuel Guerra en su última década de vida, de ministerio sacerdotal y de producción intelectual fue la masonería.

"Consideraba que era fundamental desentrañar su identidad y su funcionamiento para entender mejor el mundo en el que vivimos, la sociedad, la cultura y la política. Y tenía clarísimo, a pesar de los intentos masónicos por aparentar otra cosa, que la masonería es incompatible con el cristianismo", dice el experto. 

El actual secretario de RIES recuerda que Manuel Guerra estaba muy preocupado por mostrar algunas de las líneas masónicas de pensamiento y de acción que explican muchas cuestiones ideológicas de la vida actual.

"Para ello contaba no sólo con documentación importante, sino también con fuentes personales destacadas que le iban poniendo al día de lo que "se cocinaba" dentro de algunas logias masónicas para después "servirlo en la mesa" de toda la sociedad". 

Servir a la Iglesia 

Santamaría explica que la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas continúa "manteniendo vivo el espíritu que nos impulsó a fundarla en el año 2005. El propósito que nos movió a Manuel Guerra y a los demás fue precisamente coordinar esfuerzos y aunar conocimientos para hacer un mejor servicio en este tema a la Iglesia y,  siempre desde ella, a la sociedad entera". 

Actualmente, la mayoría de los miembros de la RIES son laicos bien preparados y especializados en el tema de las sectas, además de comprometidos en la vida eclesial, pero también hay sacerdotes dedicados a este tema dentro de la Red. 

Actualmente, según Santamaría, no hay nadie en la RIES con el nivel de conocimientos sobre masonería que tenía él, pero sí que seguimos el tema de cerca y le tenemos dedicado un espacio en nuestra biblioteca especializada. Por ejemplo, en el programa "Conoce las sectas" que teníamos en Radio María, Vicente Jara, otro de los cofundadores de RIES, dedicó alguna entrega a este tema. 

Diccionario sobre sectas 

En toda España e Iberoamérica la obra más conocida de Manuel Guerra es, sin duda, su Diccionario enciclopédico de las sectas, cuya primera edición apareció en 1998, y que llegó a publicar una quinta edición en el año 2013, después de sucesivas ampliaciones y actualizaciones en la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC). 

Nacido en la localidad burgalesa de Villamartín de Sotoscueva el 27 de julio de 1931, estudió en el Seminario Diocesano “San José” de Burgos y fue ordenado sacerdote en 1955. Uno de sus primeros destinos pastorales fue precisamente el Seminario. Además, en algunos períodos fue consiliario del Movimiento Familiar Cristiano y capellán de religiosas (Concepcionistas y Trinitarias).

Era doctor en Filología clásica (por la Universidad de Salamanca) y en Teología patrística (por el Institutum Augustinianum de Roma). Su labor docente la desarrolló principalmente en la Facultad de Teología del Norte de España (sede en Burgos), donde estuvo de 1967 a 2001, y de la que fue catedrático (de Griego bíblico, Latín cristiano, Teología patrística e Historia de las religiones), secretario de estudios y presidente. También fue profesor en la Universidad de Navarra y en el Estudio Teológico “San Ildefonso” de Toledo durante 25 años.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?