Católicos

Más de 500 monjas contemplativas estudian el plan de formación teológica de la Universidad San Dámaso

Provienen de 247 monasterios de 58 diócesis españolas. Se trata de un plan diseñado específicamente para la vida contemplativa

Monjas del Instituto Religioso Iesu Communio
photo_cameraMonjas del Instituto Religioso Iesu Communio

Un total de 545 monjas de 247 monasterios en 58 diócesis españolas están estudiando el Plan de Formación Teológica para la Vida Contemplativa Sapientia amoris que está elaborando la Cátedra de Teología de la Vida Consagrada de la Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso.

Se trata de un plan diseñado específicamente para la vida contemplativa que consta de 24 asignaturas impartidas en modalidad a distancia, con el soporte de una colección de 24 libros que se va publicando siguiendo el calendario propio del Plan. 

En qué consiste 

El Plan Sapientia amoris se desarrolla desde la revelación bíblica en el sólido fundamento de la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia, con el Catecismo de la Iglesia católica como fuente de verdad, y la metodología de la lectio divina como una forma orante de la aplicación al estudio.

Sapientia amoris ofrece a la vida contemplativa una actualizada y sistemática formación teológica. El ritmo previsto para la implantación de este Plan de formación lo marca la presentación de las asignaturas por semestre a lo largo de siete años civiles (2014-2021), informa la revista de San Dámaso. 

A partir de estos monasterios, se matriculan también alumnas destinadas en sus diferentes casas filiales en 9 países fuera de España: Angola, Taiwán, Corea, Italia, Filipinas, Grecia, Polonia, Portugal y Puerto Rico. 

Clarisas Franciscanas 

Para las monjas Clarisas Franciscanas del Monasterio de Santa Clara (Ribadeo – Lugo) se trata de "una obra de Espíritu". Una de las religiosas explica: "Este estudio, después de prepararlo, lo doy a la comunidad. Nuestras reuniones semanales son cada vez de más provecho espiritual. A las hermanas que les cuesta entender las ayudamos las más jóvenes y las más jóvenes escuchamos la experiencia de las hermanas mayores, admirándonos de la profundidad espiritual y la riqueza interior que tiene cada una. Las lecturas complementarias son muy enriquecedoras y, aunque te hace caminar a un ritmo más lento de estudio, preferimos llevarlo con calma y sacar el mejor provecho de cada fascículo. Creo que esta es la línea de “Sapientia amoris”. Realmente ha sido una obra del Espíritu". 

Las clarisas Capuchinas del Monasterio de Santa Clara (Valencia) afirman que el beneficio de esta formación “Sapientia amoris” "es muy grande, rico y sustancioso. Disfruto un montón con cada uno de los temas, teniendo presente que la formación debe servir para “preparar a las personas para su consagración total a Dios en el seguimiento de Cristo, según la forma de vida". 

Religiosas cistercienses 

Las monjas Cistercienses del Real Monasterio de San Clemente (Sevilla) también están "admiradas por todos los textos que nos presentan para nuestra reflexión, estudio y meditación. Es una maravilla, pues conectan de un modo directo con lo que llevamos inscrito en el corazón". 

Estas religiosas contemplativas también expresan que como la formación la están realizando según la metodología propuesta, cada semana, "cuando corresponde el compartir de todas las hermanas, siempre hay una acción de gracias y un reconocimiento a la ardua labor de la Universidad. Reconocemos que como parte esencial de la Iglesia y, por amor a ella, nos estáis amando a nosotras por medio de este itinerario renovador. Descubrimos la crisis que pasa la Vida Contemplativa, por lo que valoramos vuestro cuidado, desvelo, mimo y cariño real y sincero para que realmente brille Jesús como centro y fuente de amor a los demás y a la misión, desde el amor esponsal con Él, en nuestras vida". 

Por su parte, las monjas Dominicas del Monasterio de Santa Catalina (Santorini – Grecia) consideran este proyecto un punto de referencia en la formación monástica. "Después de la Biblia, nuestra Regla y Constituciones, ocupará siempre un lugar privilegiado en mi camino formativo. Es de agradecer también a los profesores el esfuerzo por hacernos asequibles los temas de las asignaturas, puedo decir que nos han traído a la clausura lo mejor del profesorado de San Dámaso, y sin tener que salir de ella".

También agradecen la preocupación por la formación de la vida contemplativa, "el amor paternal que os ha movido a responder a las peticiones que se les hicieron sobre un plan formativo para nuestra vida. Toda la comunidad sigue muy de cerca el plan de formación, incluso las hermanas mayores, que no se quieren perder nada de lo que se lee o se dice".  

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable