Católicos

Mariana Allsopp, fundadora de las Hermanas Trinitarias, declarada venerable por el Papa Francisco

Pionera en la lucha por la igualdad y el empoderamiento de la mujer, recogía a prostitutas que vivían en la calle

Mariana Allsopp.
photo_camera Mariana Allsopp.

Mariana Allsopp, fundadora de las Hermanas Trinitarias, ha sido declarada Venerable por el Papa Francisco, en reconocimiento de sus “virtudes heroicas” al dedicar toda su vida a las mujeres en situación de vulnerabilidad. Es por ello que hoy 28 de octubre a las 19h se celebrará una misa en la Catedral de la Almudena presidida por el Arzobispo Carlos Osoro.

Biografía 

Mariana Allsopp González-Manrique nació en 1854 en la ciudad de Tepic (México), donde su padre ejercía la carrera diplomática, y se trasladó a Madrid en 1862 tras el fallecimiento de su madre de origen española. Fue criada por su abuela materna en el seno de una acomodada familia de la capital de España.

A muy temprana edad comenzó a tener un mayor interés por la vida espiritual y la oración; además, frente a su situación privilegiada, prefirió acercase a quienes padecían injusticia, soledad y desamparo. Visitando el hospital de San Juan de Dios conoció de primera mano la realidad de muchas jóvenes mujeres obligadas a prostituirse por su condición de pobreza.

Una mexicana muy madrileña

La vida de Mariana estuvo íntimamente relacionada con la capital de España. En un primer momento con el colegio real de Santa Isabel en el barrio de Atocha, en donde compartió con compañeras de la alta sociedad.
 
En su etapa de búsqueda conoce al Padre Francisco de Asís Méndez Casariego en la iglesia de la Encarnación, muy cerca del palacio Real, y juntos fundan en 1885 el Instituto de las Hermanas de la Santísima Trinidad dedicado sin condiciones a la juventud y a la mujer necesitada.
 
La casa fundacional de las Hermanas Trinitarias quedaba ubicada en la calle obelisco, hoy Martínez Campos, por lo que se ganaron el apodo de “las locas del obelisco”. Estas locas tenían la puerta siempre abierta y a cualquier hora recibían a las jóvenes más necesitadas, mujeres en peligro y sin apoyo, y a todas las que estaban amenazadas o eran víctimas de trata, de violencia, y de otras situaciones límites. Por eso es que los vecinos las llamaban así. Porque las recibían sin condiciones y no ponían límites a su acogida. La sede principal se encuentra en la calle Marqués de Urquijo 18, inaugurada en 1889 y en donde se conservan los restos de los fundadores.

Una feminista del siglo XIX

Si bien estos conceptos no existían en la época en la que Mariana vivió, su labor como pionera en la lucha por la igualdad y el empoderamiento de la mujer se ven reflejadas en su trabajo. No quiso mirar para otro lado viendo mujeres que vivían en las calles prostituyéndose para sobrevivir.
 
“Yo las acogeré no pensando en lo que fueron, sino en lo que pueden llegar a ser”, son las palabras que repetía en vida y hoy resuenan en todas las obras trinitarias, desde los proyectos educativos y de promoción, hasta los centros de la Fundación Mariana Allsopp -creada en 2017- para gestionar la obra social de la Institución que fundó hace más de un siglo. Su obra está distribuida en distintos puntos de España y en siete países más: México, Guatemala, Argentina, Uruguay, Italia, India y Kenia.
 
Su continua búsqueda de alternativas reales para los niños y niñas, jóvenes y mujeres más vulnerables, manteniendo siempre los rasgos esenciales: acogida incondicional, confianza ilimitada en la persona y en sus posibilidades, búsqueda de alternativas reales e individualizadas, luchando por construir un mundo mejor, basado en la justicia e igualdad, continúan siendo la esencia de todas las obras trinitarias, y de la fundación que hoy lleva su nombre.

Camino a la santidad

En 1998 comenzó el proceso diocesano de beatificación y el pasado 21 de mayo Mariana Allsopp fue reconocida por parte del pontífice por sus virtudes heroicas al declararla Venerable.  Es el primer paso hacia la beatificación, siempre y cuando se certifique que se ha producido un milagro por su mediación, pudiendo ser canonizada (declarado santa), en que caso de que se compruebe un segundo milagro.
 
La misa de acción de gracias se celebrará el próximo 28 de octubre, a las 19h. en la Catedral de la Almudena, y será presidida por el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?