Católicos

Un libro sobre la Humanae Vitae: los sacerdotes causan daño cuando dicen que los anticonceptivos son asunto de conciencia privada

Con motivo del 50 aniversario de esta encíclica, editan “Una profecía para nuestro tiempo”, de cara a iluminar la actual situación eclesial y social

Pablo VI.
photo_cameraPablo VI.

La editorial Didaskalos acaba de publicar un libro que dada la "actual situación eclesial y social pueden ser realmente luminosos", apuntan a Religión Confidencial desde la editorial.  La obra lleva por título "Una profecía para nuestro tiempo. Recordar la sabiduría de la Humanae Vitae" de la  filósofa inglesa Gertrude Elizabeth Margaret Anscombe.

Con motivo del cincuenta aniversario de la Encíclica Humanae vitae de Pablo VI, la presente obra tiene el convencimiento de que hoy es más actual y relevante que nunca. Para ello, presenta por primera vez en español algunos ensayos que comentan la encíclica escritos por Anscombe.

Aunque escritas pocos años después de la publicación de la Humanae vitae, las reflexiones de Anscombe sobre la encíclica no han perdido nada de su fuerza. Con su aguda inteligencia filosófica, la autora aclara de forma convincente la verdadera apuesta del documento, demostrando cómo el problema de la anticoncepción afecta a toda la propuesta cristiana sobre la vida matrimonial y familiar. El tiempo ha demostrado sus observaciones, y el avance de las últimas décadas les ha dado toda la razón.

Se trata del decimotercer volumen de la lección Amor humano del Pontifico Instituto Teológico Juan Pablo II para Ciencias del matrimonio y la familia. La edición ha sido preparada por el profesor Stephan Kampowski, profesor ordinario de antropología filosófica en el citado Instituto en Roma.

Invitación del Papa Francisco 

Siguiendo la invitación del Papa Francisco en Amoris laetitia, a redescubrir el mensaje de la encíclica Humanae vitae, el volumen nos ofrece cuatro artículos escritos en los años inmediatamente posteriores a la publicación del documento. 

Gertudre Anscombe fue madre de siete hijos. Comenzó su carrera en Cambridge en 1942 y fue transferida más tarde a Oxford donde enseñó desde 1946 hasta 1970. En 1970 regresó a Cambridge donde obtuvo la cátedra de filosofía hasta que se jubiló en 1986.

La filósofa inglesa sostiene que hay una diferencia fundamental entre los actos sexuales que son procreativos y los que no lo son. Cuando los cónyuges eligen un acto generativo, que contiene por tanto un significado procreativo, eligen un acto de alto significado.

"Para Anscombe, en el momento en que la sexualidad y la procreación son separadas, la sexualidad pierde su especial significado. De este modo, se banaliza hasta el punto que se favorece la práctica homosexual", explican a RC desde el Instituto Pontificio Juan Pablo II. 

Según la lógica de los argumentos de esta filósofa, quien esté a favor de la contracepción no podrá decir nada contra la relaciones homosexuales. Dicho de otro modo, en la actualidad la separación entre sexualidad y procreación es tan radical que en cierto modo la relación homosexual se ha convertido en el paradigma de todo tipo de relación sexual.

Contracepción y castidad 

El libro ofrece cuatro artículos de la filósofa inglesa. El primero de ellos se titula Contracepción y castidad. Comienza la autora recordando que en la antigüedad, el cristianismo proponía una vida moral radicalmente diferente a la pagana. La fornicación fue prohibida por el primer concilio de Jerusalén. El inviolable valor de cada vida humana y la importancia de la castidad se incluían en la novedad de la vida cristiana. 

Sobre la Humanae Vitae 

El segundo artículo se titula Sobre la Humanae vitae. Anscombe confiesa su interés por conocer el tipo preciso de formulación de la condena de la contracepción. Observa con alegría que en el texto de Pablo VI aparece la importancia de la intencionalidad, sobre la cual no se había reflexionado mucho, y sobre la que ella había escrito un libro en 1956. 

Discurso al clero sobre la contracepción 

El tercer texto es un suplemento al anterior. Bajo el título Discurso al clero sobre la contracepción y la planificación familiar natural, la autora comienza preguntándose por la diferencia entre planificación familiar y planificación familiar natural. ¿No será la conveniencia el criterio fundamental para llevar a cabo esta planificación? 

"El Papa afirma que el acto conyugal tiene dos significados, unitivo y procreativo, y que entre ellos hay un nexo inescindible. La conexión no se encuentra entre ser unitivo y ser procreativo, sino entre tener un significado unitivo y un significado procreativo. Los sacerdotes que afirman al ser preguntados que es simplemente una cuestión de conciencia privada no se dan cuenta del daño que pueden ocasionar", apunta la autora en su libro.  

Cómo se hace para despertar a estos sacerdotes la autora confiesa no saberlo. "Hay obispos que se encuentran en la posición fuerte de exhortarles a cesar de hablar así, a ser más serios y hacerse cargo de su empeño pastoral", explican desde el Instituto Pontificio Juan Pablo II sobre el libro. 

Vocación al matrimonio 

Por último, el último texto lleva por título Contracepción, castidad y vocación del matrimonio. "Anscombe denuncia con fuerza el silencio del clero  sobre la enseñanza de la encíclica. Debido a ello la espiritualidad se ha endurecido. El contenido de la fe se diluye", reseñan desde el Instituto Pontificio JPII.

La autora explica que rechazando la enseñanza de la Iglesia sobre la contracepción se ha llegado de modo bastante natural a aceptar las prácticas genitales homosexuales. Por ello es necesario reflexionar sobre la cuestión de la castidad en su totalidad. Anscombe afirma que es esencial a la enseñanza católica que el uso legítimo de periodos infecundos no disocia el acto del significado procreativo.

"Al cumplirse el cincuenta aniversario de la publicación de la encíclica Humanae vitae, la oportunidad de poder leer estos artículos de la profesora Anscombe ayudan a reconocer el singular valor profético de la enseñanza sapiencial de Pablo VI. La profundización en la racionalidad práctica y en la teoría de la acción, le permiten a la filósofa inglesa leer de un modo original la encíclica ya en su primera recepción", señalan desde el Pontificio Instituto JPII. 

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo