Católicos

El caso del bebé británico da la vuelta al mundo

Una experta: “Los médicos ingleses han errado con el pronóstico de Alfie Evans, y por lo tanto debe permanecer con oxígeno”

A pesar de la decisión final del juez Hayden, de no trasladar el niño a Roma, Elena Postigo dice: “Hay que sedarlo y dejarlo morir alimentado”

El bebé Alfie Evans con su madre tras desconectarlo.
photo_camera El bebé Alfie Evans con su madre tras desconectarlo.

El bebé Alfie Evans morirá tarde o temprano según el diagnóstico tanto de médicos ingleses como italianos, ya que su enfermedad es incurable. Pero según Elena Postigo, miembro correspondiente de la Academia Pontificia para la Vida, el hospital Alder Hey de Liverpool “sin actuar de mala fe y argumentando criterios profesionales, se han equivocado en su pronóstico. Alfie está vivo”.


El juez del Tribunal Superior Británico, Anthony Hayden ha denegado la posibilidad de un traslado de Alfie Evans a Italia o Alemania como habían solicitado los padres y ha pedido a los médicos del hospital de Liverpool Alder Hey que consideren la posibilidad de dejar que Alfie Evans pueda ser trasladado a su casa, según recoge Aleteia.

“Esto representa el capítulo final del caso de este extraordinario niño pequeño”, ha expresado el juez, según reproducen otros medios como BBC. 

Tratamiento en su casa

“Ahora el juez pregunta al hospital, si el niño podría ir a casa con sus padres. No tengo muy claro que sea lo mejor y si allí tendría todos los cuidados necesarios, pero desde luego evitaría decisiones como la de anoche”, publica la profesora de filosofía y biología Elena Postigo en su perfil de Twitter.

En declaraciones a Religión Confidencial, Postigo explica la diferencia entre ensañamiento terapéutico y la eutanasia pasiva que es dejar sin oxígeno, alimentación e hidratación a un ser humano.

“Creo que los médicos no han actuado con mala fe y me consta su profesionalidad. Pero se han equivocado en su pronóstico y reitero: contra todo pronóstico, Alfie Evans está vivo. Su cerebro no está tan dañado como aducían los médicos ingleses ya que lleva respirando por si solo muchas horas desde que retiraron la respiración artificial. Su tronco encefálico funciona. Alfie está vivo”, expone Elena Postigo.

Por lo tanto, para esta experta la intención del hospital no es dejarle morir en paz, sino adelantarle su muerte.

Médicos provida italianos

La profesora de filosofía y biología recuerda que la medicina no es matemática y, aunque los médicos hayan obrado de buena fe, al niño no se le puede dejar morir así.

Médicos próvidas italianos tienen en su poder todo el historial médico del bebé. Ellos también son conscientes que el niño tiene una patología severa y no es posible su cura. Y cuando le llegue sus horas finales, entonces deberían sedarlo, y dejarlo morir hidratado, alimentado y con oxígeno cuando lo necesite, como querían los padres”, explica Postigo, miembro correspondiente de la Academia Pontificia para la Vida.

Lo contrario, lo que pretendían los médicos del hospital, es dejarlo morir de asfixia.

Comunicado del hospital

Sin embargo, el último comunicado del Hospital Alder Hey y del Profesor Russell Viner, presidente del Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil, dice algo distinto: “Donde el tratamiento puede prolongar la vida, podría causar al niño un dolor y sufrimiento inaceptables”.

No obstante, el centro hospitalario señala que su prioridad sigue siendo garantizar que Alfie reciba la atención que merece para garantizar su comodidad, dignidad y privacidad. Esto incluye trabajar estrechamente con Kate y Tom (sus padres) mientras pasan este precioso tiempo juntos con él. 

Respecto a la declaración de la Conferencia Episcopal de Inglaterra, que según su comunicado confiaban en la decisión del hospital de Liverpool, fuentes consultadas por Religión Confidencial señalan que los obispos británicos han sido prudentes en sus declaraciones y se han dejado guiar por los informes clínicos del centro médico.

Las mismas fuentes señalan que los padres de Alfie están siendo asistidos por capellanes del centro.  


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes