Católicos

Fernando Prado: “Al libro de James Martin sobre homosexualidad le falta algo más de teología”

El claretiano, autor del libro "La fuerza de la vocación" afirma que el Papa es claro sobre la cultura gay: "A ciertos lobbies y sectores no les han gustado las declaraciones de Francisco"

Fernando Prado muestra su libro "La fuerza de la vocación" al Papa Francisco.
photo_cameraFernando Prado muestra su libro "La fuerza de la vocación" al Papa Francisco.

El libro escrito por el claretiano Fernando Prado "La fuerza de la vocación" ha producido un tsunami. Y es que el Papa Francisco, aunque habla claro de muchos aspectos, el que ha causado más polémica ha sido su dictamen sobre la homosexualidad y la ordenación de sacerdotes. "Francisco es tradicional y católico, pero tiene que dialogar con el mundo. A unos cuantos sectores sociales y a determinados lobbies, no les han gustado sus afirmaciones", explica el sacerdote a Religión Confidencial. 

El libro se presentó en Madrid el pasado 3 de diciembre y se ha agotado en Italia y Francia y una de las razones es la polémica que encierra. Se trata de un largo y vivo encuentro mantenido entre el director de la editorial claretiana de Madrid, padre Fernando Prado y el Papa Francisco.

Durante más de cuatro horas, el Santo Padre contestó a más de sesenta preguntas y cuestiones que aparecen plasmadas en el libro, de 120 páginas, todo realizado en las estancias papales de la casa Santa Marta.

Candidatos al sacerdocio 

Cuestiones como la selección de candidatos al ministerio ordenado y a la vida consagrada, la formación en los seminarios y en las casas de formación de los religiosos y religiosas; el clericalismo, la homosexualidad del clero y de las personas consagradas, así como muchas otras cuestiones de viva actualidad, son abordadas con claridad y valentía por Francisco.

El Papa es claro sobre los candidatos al sacerdocio y la vida consagrada homosexuales: "El ministerio o la vida consagrada no es su lugar", afirma en el libro. También señala que "a los curas, religiosos o religiosas homosexuales hay que urgirles a vivir íntegramente el celibato o que sean exquisitamente responsable, procurando no escandalizar nunca. Es mejor que dejen el ministerio o su vida consagrada antes que vivir una doble vida". 

Aún así, el claretiano advierte que algunos clérigos homosexuales están viviendo el celibato perfectamente, y otros no, así como que hay religiosos heterosexuales que están también viviendo una doble vida. "No podemos afirmar que un clérigo homosexual no pueda vivir el celibato, porque no sería cierto", aclara. 

Sobre los abusos sexuales, aunque si bien es cierto que la mayoría se han producido de sacerdotes a niños varones, Fernando Prado aclara que no se puede achacar este problema tan terrible de la Iglesia solo a curas homosexuales. 

Sobre el jesuíta James Martín 

En "La Fuerza de la vocación", el Papa indica a Fernando Prado que en nuestras sociedades parece que la homosexualidad está de moda y esa mentalidad también influye en la vida de la Iglesia. Asimismo, alerta de que en los seminarios y noviciados hay que "cuidar mucho la madurez humana afectiva", porque de lo contrario, los problemas "en el momento quizá no dan la cara, pero después aparecen". En esta línea repite que "este tipo de afecto" no cabe en la vida consagrada o sacerdotal. 

Sectores de la Iglesia han interpretado estas palabras como contrarias a las que proclama el jesuita nortemericano, James Martín en su libro "Tender un puente. Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBTI pueden entablar una relación de respeto, compasión y sensibilidad". 

El claretiano explica que el libro del P. James Martín, que es de gran compasión, está escrito fundamentalmente en clave pastoral pero "me hubiera gustado que el padre James hubiera profundizado más en los aspectos teológicos", señala Fernando Prado a RC. 

En su opinión, el libro del jesuita "cojea" en varias cosas. Primera, que como ha mencionado, echa de menos más profundización teológica sobre la creación y la antropología cristiana y quizás "le faltan matices importantes más allá del sentimiento".

En segundo lugar, para Fernando Prado, que confiesa en una iglesia cercana al madrileño barrio de Chueca y que conoce a muchos homosexuales y transexuales "hay que diferenciar entre unos y otros. No tienen los mismos problemas un gay que un transexual. La mayoría de los gays hacen vida normal, mientras que el 98% de los transexuales viven en la prostitución y eso requiere una ayuda urgente y especial de la Iglesia y de las instituciones públicas". 

Y en tercer lugar, para el claretiano, el P. Martín realiza afirmaciones sin el matiz suficiente sobre la santidad de cientos o miles de sacerdotes gays. "Se trata de una generalización que no se ajusta a la realidad y convendría matizar. Es cierto que muchos curas que quieren vivir su vida de una forma correcta y en santidad, pero hay otros muchos que, por desgracia,viven una doble vida. La santidad de una vida no la proclama la Iglesia, si es el caso, no nosotros con nuestras afirmaciones" , subraya. 

El Papa, claro y tradicional 

En este sentido, subraya que la Iglesia, además de ofrecer compasión y respeto también debe ayudar. En cualquier caso, asegura que ni el jesuita, ni él, sin la voz de la Iglesia en este tema. "El Papa es claro y tradicional en este asunto", remarca. Y esta claridad del Papa, "parece que no ha gustado a ciertos sectores sociales y ciertos lobbies". 

"Muchos de estos sectores quieren dividir a la Iglesia, tanto en el tema de la homosexualidad como en otros. Y vuelvo a repetir, el Papa habla claro", subraya Fernando Prado. 

La editorial está sorprendida por el interés que ha adquirido la obra, que será traducida incluso al Chino. A fecha de hoy, comunica la editorial claretiana, “son al menos catorce sellos editoriales de diferentes países los que han adquirido los derechos de traducción y publicación”.

Sobre el Papa Francisco ,Fernando Prado ha dicho que “es un hombre con un sano sentido del humor”. En el transcurso de la conversación, no obstante, “Francisco no rehusó abordar algunas cuestiones candentes y quizá algo incómodas que le fui planteando”. Según Fernando Prado, la conversación tiene un estilo muy vivo y cree que suscitará interés en el lector.

El libro presenta también una serie de consejos para los religiosos a quien les da una clave fundamental: vivir alegres la propia consagración. "Cuando un joven ve esa alegría, se apunta. Francisco nos quiere alegres a los religiosos, pero también que vivamos nuestra vocación con exigencia", remarca. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?