Católicos

Un experto expone que la "economía del bien común" debe primar en empresas y programas políticos

Christian Felber, especialista en economía sostenible y alternativas para mercados financieros ha participado en la primera jornada "la Economía de Francisco" organizada en el CEU

Christian Felber.
photo_cameraChristian Felber.

El Papa Francisco ha lanzado este año la iniciativa mundial denominada “Economía de Francesco” que anima a los jóvenes de todo el mundo a reflexionar y actuar por una economía que ponga realmente a la persona en el centro.

Con este motivo, del 26 al 28 de marzo de 2020, en torno a 500 jóvenes se reunirán en Asís con los principales líderes económicos mundiales que han desarrollado iniciativas o teorías empresariales relacionadas con el tema.

Para alimentar esta iniciativa papal y contribuir desde lo local a esta reflexión mundial, la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, el CEU IAM, y el Área de Universidades CEU, celebrarán un ciclo de conferencias que durante los próximos seis meses pretenden ser el germen del impulso de una nueva economía en nuestro país bajo los auspicios de la “Economía de Francesco”. Las conclusiones serán enviadas al encuentro de Asis. 

"Economía del bien común" 

Ayer se celebró la primera jornada con la participación de Christian Felber, especialista en economía sostenible y alternativas para los mercados financieros que lleva impulsando desde el año 2010 lo que él denomina "la economía del bien común". 

Para este profesor de economía austriaco, el "bien común" es el valor superpuesto que debería regir todas las actividades económicas y no el rédito o el incremento de los beneficios a toda costa. Actualmente, 3.000 empresas en el mundo han aplicado este programa en sus actividades, realizando "balances del bien común". 

Éxito económico de los países 

Felber ha expuesto a los asistentes su modelo de Economía del Bien Común, un modelo en el que el objetivo de las actividades económicas no debe ser incrementar el capital, sino lograr el bien de la sociedad. Y para ello propone un patrón en el que el éxito económico de un país y de su economía se mida no a través del PIB, sino a través de índices alternativos que tengan en cuenta la salud, la satisfacción, la sostenibilidad, la paz o el número de migraciones voluntarias.

"El bien común dice que el dinero es bueno, pero es un medio, no un fin, que es la ideología del capitalismo puro", ha señalado en la conferencia. 

En este sentido y en declaraciones a Religión Confidencial, expuso que en España en particular, y en general a nivel europeo, los partidos políticos de corte izquierdista presentan programas económicos más orientados al bien común, aunque el Partido Popular también está reorganizando sus programas con el fin de velar por el bien social. 

Tres gobiernos liderados por mujeres

En Europa, tres gobiernos están adoptando políticas del bien común: Escocia, Dinamarca y Nueva Zelanda, casualmente liderados por mujeres. 

Según Felber, en el balance del bien común deben analizar las condiciones laborales de los empleados, si se lleva a cabo una economía social, ecológica y cooperativa, si hay cooperación entre unos y otros y no competitividad.

Por ejemplo, existen empresas de Andalucía que los consumidores se han convertido en productores, o empresas que durante la crisis, en lugar de despedir a los empleados, todos se bajan el sueldo. 

Otro ejemplo es el banco Sparda-Banka que eliminó sistemas de bonus porque el empleado, con tal de recibir este premio económico, vendía productos a sus clientes sin escuchar sus necesidades.

Para el austriaco, la sociedad ha sufrido durante los últimos cincuenta años una desviación de los valores universales y por esta razón, son muchos los jóvenes en diferentes países del mundo que se lanzan a las calles para revindicar una mayor conexión con el planeta y con otros seres humanos.

Valores como la dignidad humana y solidaridad 

Refiriéndose al tema empresarial, Felber ha afirmado que su su éxito debe contribuir al bienestar de la sociedad y para esto se deben tener en cuenta valores como la dignidad humana, la solidaridad y la justicia y la sostenibilidad medioambiental; entre otros…Por esto, ha animado a las empresas de nuestro país a sumarse a su iniciativa de hacer el `Balance del bien común´. 

Las conclusiones de los cuatro días de ciclo “La economía de Francesco” se enviarán a la conferencia de Asís que tendrá lugar del 26 al 28 de marzo de 2020.  De esta manera las entidades convocantes aportan a la economía centrada en la persona, desde el protagonismo activo de las propias personas, tal y como reclama el Papa Francisco.

 

 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable