Católicos

Empresarios católicos hacen un llamamiento a mantener el mayor número de empleos posibles

Ante la crisis del coronavirus, piden a las Administraciones Públicas crear las mejores condiciones para las empresas

Luis Hernando de Larramendi, presidente de ASE.
photo_cameraLuis Hernando de Larramendi, presidente de ASE.

La Asociación de empresarios y directivos católicos integrados en ASE-Acción Social Empresarial ha hecho un llamamiento a través de un comunicado en el que pide a las Administraciones Públicas crear las mejores condiciones para las empresas.

Así mismo, piden a los empresarios "mantener la esperanza" y guiarse por la "Doctrina Social de la Iglesia" en esta "hora de desolación y prueba" por la crisis del coronavirus.  

En su comunicado, instan a las Administraciones a crear "las mejores condiciones y clima para que las empresas y los empresarios, una vez superada la crisis sanitaria, puedan operar con todo su potencial, en libertad y con responsabilidad", para que las empresas "puedan sobrevivir al parón económico". 

Sobreponerse a la crisis económica 

ASE considera que junto a la ayuda de las Administraciones, el esfuerzo de empresarios y directivos va a ser decisivo. Recae sobre ellos "una enorme responsabilidad" y una vez superada la crisis sanitaria, deberán contribuir de "forma decisiva a que España pueda sobreponerse a la crisis económica lo antes posible; permitiendo que todos, especialmente los más pobres y marginados, sientan que llega un aire de esperanza".

Pero no solo es necesario el esfuerzo de los empresarios porque para que crezca la economía, es necesario "generar puestos de trabajo" para que se produzca una "recuperación de ingresos fiscales" que permitan acometer programas sociales que difícilmente puede llevar a cabo el Gobierno incrementando solo "la deuda pública hasta niveles insostenibles". 

Mantener las empresas 

Ante la crisis del coronavirus, animan a "todos los empresarios y directivos a mantener la esperanza y a inspirarse en los principios de la Doctrina Social de la Iglesia para realizar su labor desde la mayor solidaridad y siempre buscando el servicio al bien común". En este sentido, piden que se mantengan activas sus empresas "con el mayor número de empleos posible sin que ello comprometa la viabilidad de la propia empresa".

Los empresarios y directivos católicos integrados en ASE-Acción Social Empresarial,  se solidarizan con "tantos y tantos enfermos, y de sus familias y amigos, por la difícil situación que atraviesan y por la pérdida de sus seres queridos", así como elogian los esfuerzos de la sanidad, fuerzas del orden y empresas relacionadas con el transporte y la alimentación.

"Rezamos -y os exhortamos a todos a hacerlo igualmente- por las víctimas de la pandemia y sus familias, por el eterno descanso de los fallecidos, para que la Providencia disponga que cuanto antes termine esta plaga mortal, y para que se mantenga en todos viva la esperanza, dándonos fuerzas para que vuelva a florecer pronto una sociedad más próspera y solidaria", concluyen. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?