Católicos

Apariciones en El Escorial: presentan un proyecto socio-religioso, coincidiendo con el cuarenta aniversario 

La urbanización de 33.000 metros cuadrados acogerá una capilla, una residencia de mayores, un centro de espiritualidad, una casa de acogida de peregrinos y viviendas sociales

Prado Nuevo (El Escorial).
photo_camera Prado Nuevo (El Escorial).

Cuarenta años después de la supuesta primera aparición mariana en Prado Nuevo (El Escorial) un 14 de junio de 1981 a Luz Amparo Cuevas, una humilde empleada de hogar, (las apariciones no han sido aprobadas por la Iglesia Católica y la investigación continúa su curso) miles de peregrinos han visitado El Escorial y han experimentado conversiones a la fe católica, explica a Religión Confidencial Pedro Besari, portavoz de la fundación.

"A las puertas de la efeméride, hoy 14 de junio, la última de las peticiones de Nuestra Señora de los Dolores que era la construcción de una capilla en su honor, cuenta con el proyecto definitivo. Supondrá un gran impulso social a la creación de empleo en la Comunidad de Madrid en plena crisis económica", anuncia Besari. 

Según sostienen los promotores de Prado Nuevo, la Madre de Dios comunicó 376 mensajes hasta 2002. En el primero, el de aquel día, pidió que se fuese a rezar allí cada día el Rosario, que se meditase la Pasión de Jesucristo, olvidada en la predicación y en la vida de la Iglesia postconciliar, y que se construyese una capilla en su honor para celebrar la Eucaristía diaria.

Proyecto en Prado Nuevo.

Aprobación administrativa definitiva 

"La capilla de la Virgen ha comenzado a ser una realidad. La Fundación Benéfica Virgen de los Dolores, fundada por Luz Amparo Cuevas en 1988, cuenta ya con el proyecto definitivo que completará en Prado Nuevo la última petición de aquel primer mensaje. Un proyecto que verá la luz en próximos meses, una vez reciba la aprobación administrativa definitiva por parte del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid", aseguran desde la Fundación Benéfica Virgen de los Dolores. 

Según el portavoz de comunicación de Prado Nuevo, el vicario general de la Diócesis de Madrid, Avelino Revilla, sigue muy de cerca la pastoral de Prado Nuevo. 

Realidad Humana Prado Nuevo.

Residencia de ancianos y centro de espiritualidad 

A lo largo y ancho de las 120 hectáreas de terreno del recinto, el proyecto desarrollará la urbanización de 33.000 metros cuadrados, que acogerán la capilla -que respetará las dimensiones de 14x28 metros pedidas expresamente por la Virgen en un mensaje-; una nueva residencia de mayores con capacidad para 75 plazas; un centro de espiritualidad con un aforo superior a las 300 personas; una casa de acogida de peregrinos de un centenar de plazas y una promoción de en torno a 50 viviendas sociales

El proyecto, además de ayudar a los necesitados tanto material como espiritualmente, va a permitir un impulso económico y social tanto al municipio de El Escorial como a la Comunidad de Madrid y a su área de influencia. También ha contribuido el propio diseño del proyecto, iniciado en 2018, con una inversión de 250.000 euros, en la que se incluye la evaluación ambiental. “Llegar aquí no ha sido fácil, pero sabíamos que no lo sería”, reconoce Pedro Besari, portavoz de la fundación. “Las promesas de la Virgen se cumplen, pero los tiempos de Dios no son nuestros tiempos”, añade.

Vídeo: "Una llamada a los sencillos" 

Muchos comparten su testimonio en el audiovisual ‘Una llamada a los sencillos’, elaborado por la Fundación Benéfica Virgen de los Dolores con motivo de la celebración del 40 aniversario del primer mensaje de la Virgen, que invita a regresar al momento que cambió la vida de Luz Amparo Cuevas y de quienes le acompañaban para revivir los hechos.

También participa una representación de quienes, generación tras generación, han vivido una experiencia de conversión de vida ante el fresno de las apariciones. Y mira, de igual modo, al presente y al futuro de la Obra de Prado Nuevo, al servicio de las peticiones de la Virgen y de las necesidades de la sociedad y de la Iglesia.

Prado Nuevo.

Una auténtica revolución cristiana

“Todos los obstáculos se han superado porque nunca hemos estado solos y porque hemos sido fieles a la llamada primera de la Virgen”, añade Besari. La Obra de la Virgen es el resultado de una vocación en el seno de la Iglesia, llamada a impulsar la propia esencia de la Iglesia originaria en toda su dimensión.

A raíz de estas apariciones y en torno a Prado Nuevo, se han erigido las primeras comunidades cristianas. La Comunidad Familiar, creada el 20 de enero de 1990 y aprobada como sección de la Asociación Pública de Fieles, acoge ya a la tercera generación de aquellos primeros. Distingue entre Comunidad Interna -quienes viven en común- y Comunidad Externa -quienes participan del carisma-.

Hoy, renueva su vocación para llevar a cabo el mensaje de la Virgen tanto en el ámbito cristiano como evangélico. Esto se traduce en una llamada a una labor social de misericordia -las Obras de Amor y Misericordia-, vinculada a los ancianos sin familia y/o sin recursos, a través de la propia Fundación Benéfica Virgen de los Dolores. Y, junto a ésta, una llamada al apostolado y a la acogida de peregrinos, buscadores de experiencias de Dios.

Prado Nuevo.

Seglares Reparadoras y sacerdotes 

Esta labor social y evangélica se encarna de manera particular en las Seglares Reparadoras, mujeres consagradas al servicio de los mayores. Lo hacen en las Casas de Amor y Misericordia, centros residenciales en los que la prioridad son ellos. Y la atención, humana y espiritual “es el resultado de lo que Luz Amparo nos enseñó: ver a Cristo en cada uno de ellos, sus ‘niños mayores’”, explica Hna. Pilar, Hermana Reparadora.

La Iglesia aprobó canónicamente a las Seglares Reparadoras “Amor, Unión y Paz” como Asociación Privada de la Iglesia el 14 de mayo de 1993. Actualmente, 80 hermanas se dedican a la atención de mayores en los cuatro centros de mayores. 

Prado Nuevo acogió, de igual modo, un carisma sacerdotal propio, de la mano de la Virgen, para responder a la llamada evangélica al servicio de la Iglesia de Madrid. Hoy, la Comunidad Vocacional está formada por 10 sacerdotes diocesanos que han encontrado su vocación ante el fresno de las apariciones.

En definitiva, una vocación, un estilo de vida comunitario y una triple llamada, que acogió en 1994 la aprobación, por parte de la Archidiócesis de Madrid, de la Asociación Pública de Fieles ‘Reparadores de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores’; una asociación que acoge las tres secciones: Comunidad Familiar, Comunidad Vocacional y Seglares Reparadoras. Además, cuenta con otras obras de evangelización y apostolado en otros países. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes