Católicos

La parte del Camino que atraviesa Francia poseía esta categoría desde 1993

La UNESCO declara 'Patrimonio de la Humanidad' a las catedrales de Mondoñedo y Lugo y al monasterio de Sobrado dos Monxes

Los dos Caminos del Norte también han logrado el preciado galardón

Catedral de Mondoñedo
photo_camera Catedral de Mondoñedo

El comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, que se reúne en Bonn (Alemania) hasta el 8 de julio, también ha incluido los Caminos de Santiago del Norte Peninsular en la lista de Patrimonio Mundial del Camino de Santiago. 

Con esta decisión, se integran las cuatro rutas de la zona norte española, que son los llamados Camino Primitivo, que se inicia en Oviedo; el Camino Costero, de 936 km de longitud, que entra en Galicia por Ribadeo, luego pasa por Mondoñedo para, acto seguido, adentrarse en la Terra Chá lucence; el Camino vasco-riojano, que comienza en Irún; y el Camino de Liébana, ramal que une al Camino con el Monasterio de Santo Toribio, en Cantabria.

Paralelamente a la declaración de los caminos, que son bienes intangibles, la UNESCO a menudo declara algún patrimonio tangible muy significativo. Y justo este ha sido el caso, puesto que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad al monasterio coruñés de Sobrado dos Monxes, habitado por una comunidad de monjes cistercienses, a la Catedral de Lugo -lo cual es algo excepcional porque ya era patrimonio de la humanidad su muralla romana; de este modo sucede que la capital lucense, ciudad que no llega a los 100.000 habitantes, ya tiene dos bienes que son patrimonio de la humanidad: su catedral y su muralla- y la Catedral de Mondoñedo

Fuentes cercanas a la Real Academia Pontificia de San Rosendo señalan que la catedral de Mondoñedo, además de poseer un evidente valor religioso y artístico, también goza de un extraordinario valor como epicentro cultural. “De esa catedral ha sido obispo fray Antonio de Guevara, a quien Miguel de Cervantes cita en el prólogo del Quijote, recodando su condición de escritor y obispo de Mondoñedo. También es la catedral en la que se formaron algunos de los músicos españoles más relevantes de los últimos siglos; por ejemplo, el compositor Pascual Veiga, autor del himno gallego, y autor además de una de las piezas más escuchadas internacionalmente por los aficionados a la música celta que es la Alborada que interpreta el gaitero Carlos Núñez. Y es además la catedral en la que se conserva más o menos localizados los restos del marical Pardo de Cela, un noble gallego que fue ejecutado frente a su fachada por orden de los Reyes Católicos en una decisión que fue todo un símbolo del deseo de poner coto a los levantamientos nobiliarios frente al poder de la Corona”.

Un Papa, peregrino accidental a Mondoñedo

Y pese a que suele a interpretarse como una leyenda, las referidas fuentes académicas señalan con un hecho cierto y comprobado que Monoñedo tuvo en el pasado siglo XX a un visitante muy relevante; fue el beato Juan XXIII, que peregrinó al conjunto catedralicio en automóvil: “Siendo cardenal, Angelo Giuseppe Roncalli también era Patriarca de Venecia. El caso es que lo invitaron a dar una conferencia a Santiago de Compostela en 1954. Él, que venía en coche desde Francia, aprovechó para ir haciendo el camino del norte, por la costa. Cuando llegaron a Mondoñedo había tormenta, así que paró en la ciudad. En el claustro de la catedral una placa recuerda que allí estuvo el futuro Papa, que llegó al solio pontificio poco más tarde, en 1958”. 

Para Galicia tiene un valor excepcional que tres de su caminos tengan el máximo reconocimiento de la UNECO. Y hay que tener en cuenta que también hay ciudades gallegas como Ferrol que llevan largos años intentando que el legado de la Ilustración, presente en la propia ciudad a través de sus arsenales, astilleros y fortalezas, sea reconocido como patrimonio de la humanidad, cosa que todavía no ha coseguido.

En todo caso, la UNESCO, cuando concede títulos de patrimonio mundial o de la humanidad, tiene especialmente en cuenta la singularidad del bien a premiar. Este hecho en su día jugó a favor de la coruñesa Torre de Hércules, que fue declarada patrimonio de la humanidad en tiempos del ministro de cultura Cesar Antonio Molina. Pero este mismo hecho hacía francamente difícil que dos caminos más pudieran obtener el reconocimiento internacional, como así finalmente ha sido. De ahí que el mérito sea doble.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes