Católicos

Dos voluntarios de Taiwán y Ecuador que comerán con el Papa en la JMJ cuentan cómo fueron seleccionados

Ya-Chen Chuang y Juan Carlos Piedra, de Taiwán y Ecuador respectivamente, trabajan como voluntarios permanentes de la JMJ, y han sido seleccionados junto a otros ocho jóvenes de todo el mundo para comer con el Papa el día 19 de agosto en la nunciatura apostólica. Cuentan los entresijos de su elección y sus primeras impresiones.

Los diez seleccionados son un chico y una chica de cada uno de los cinco continentes. Ya-Chen, a quienes sus amigas españolas llaman ‘Paola’, reconoce que ella no tuvo mucha oposición, pues era la única voluntaria permanente de la JMJ procedente de Asia. Juan Carlos sí fue seleccionado por sorteo entre unos diez candidatos, y cuenta que cuando oyó su nombre no se lo creía.

Ambos dicen que les hace mucha ilusión comer con el Papa, aunque todavía están asimilando el hecho de haber sido elegidos y están pensando qué le dirán al Santo Padre.

Ya-Chen tiene 25 años y trabaja desde enero pasado en la dirección ejecutiva de la JMJ y en el departamento de medios de comunicación, traduciendo al chino mandarín noticias que luego son publicadas en la página web o en el perfil de Facebook de la JMJ.

La joven voluntaria explica a ‘Religión Confidencial’ que Asia “no tiene un ambiente tan católico como Europa. Hay otras religiones con mucha presencia. Por eso a los asiáticos nos vendrá especialmente bien ver la JMJ, pues somos minoría en nuestra tierra. La JMJ es una gran fiesta para los jóvenes. Les animo a que participen, a abrir su corazón a Dios”.

Juan Carlos, que trabaja desde hace dos años en los departamentos de protocolo y de voluntarios de la JMJ, nació en Quito hace 33 años y, aunque no lo tiene todavía claro, le dirá al Papa que reza mucho por él. También le pedirá que siga rezando por América, especialmente por Ecuador.

“Me ha sorprendido mucho que todos mis amigos se han alegrado y me han felicitado como si les hubiera tocado a ellos comer con el Papa. Mi familia está muy contenta también, asimilándolo todavía”. Lo mismo dice Ya-Chen de sus familiares y amigas.

Juan Carlos, que ya estuvo en la JMJ de Sidney, considera que la JMJ “es una gran herramienta del Señor para la evangelización. Mucha gente se va a encontrar con Cristo, y van a poder conocer a un Papa santo y muy inteligente”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?