Católicos

Salvador Dalí y la inspiración religiosa evangelizadora de su obra pictórica, en el Reina Sofia hasta septiembre

El Reina Sofía expone más de 200 obras, incluida una de las cumbres de su pintura religiosa. En esta exposición que estará en Madrid hasta el 2 de septiembre puede verse lo que según el crítico francés Bernard J. Durand es la intención evangelizadora de algunas obras del genio.

Aunque es cierto que Dalí usó en muchos casos un Dios ornamental –es decir, se sirvió simplemente de un lenguaje religioso, básicamente en el tratamiento de la Virgen y la Asunción–, en otros hay una decidida intención de transmitir un mensaje evangelizador.

El crítico francés Bernard J. Durand contabiliza en su ensayo Dalí y Dios, ¿un encuentro que no fue? unas 260 obras de temática religiosa, entre óleos, dibujos, acuarelas, esculturas y grabados, sobre todo a partir de 1948, cuando regresa a España desde EE.UU. y se autoproclama "católico, apostólico y romano".

Más que una conversión, como se cita, fue un regreso al seno de la Iglesia, en el que también influyó su vuelta a la España de Franco. El padre Narcís Costabella, que le atendió en su lecho de muerte, le regaló una foto donde se veía a Dalí de niño arrodillado en los bancos de la iglesia de Sant Pere frente a un Cristo de Frederic Marés.

El miedo a la muerte es una de las claves para interpretar la obra y el catolicismo de Dalí, como la obsesiva interpretación del famoso Angelus (1857-59) pintado por Jean-François Millet y la original lectura que hace del misterio de la Anunciación.

Su obsesión por este lienzo lo convirtió en protagonista no solo de sus trabajos pictóricos entre 1929 y 1935, sino también de diversos proyectos teatrales que no vieron la luz. "El Angelus de Millet se convierte de súbito para mí en la obra pictórica más turbadora, la más enigmática, la más densa, la más rica en pensamientos inconscientes que jamás ha existido", escribe Dalí en torno a 1932.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?