Católicos

La radio llega a los niños en el patio de su propio colegio. Radio María quiere evangelizar y acercarse a nuevos públicos

Es un día normal de colegio y sin embargo a los niños, al final del día, les llegará una sorpresa: serán por un día los auténticos protagonistas de la radio. Radio María desde su programa para niños La Hora Feliz ha estado recorriendo algunos colegios enseñándoles a pequeños y grandes cómo funciona una radio y cómo se hace un programa. El director del programa de los lunes, Rogger Vidal, declara que es una forma de evangelizar por fuera y de acercar Radio María a los distintos públicos.

La Hora Feliz es la parte que Radio María dedica a los niños. Cada día, un grupo lleva el programa y a través de él transmite la fe a los más pequeños. Cuentos, historias, noticias, canciones y concursos se reparten a lo largo de los días de la semana para aprender de un modo diferente. Las historias del Antiguo y Nuevo testamento se hacen cercanas cuando las cuenta la hormiga Chispitas y se descubre que el catecismo es divertido cuando Paloma Niño te propone un concurso.

Todo comienza cuando una furgoneta extraña, blanca y con el logotipo de la Virgen aparece en el patio de un colegio. Los niños lo miran llenos de interés y curiosidad pero como parece que no se mueve siguen jugando como si nada pasara. Cuando se acercan las seis de la tarde todo se despliega: cables, sillas, mesas, micrófonos, altavoces... La radio se materializa en el cole y los niños acuden corriendo para ver qué es eso que pasa. Gracias a los técnicos, la radio se oye en todo el patio y los niños pueden participar en un programa en directo mediante sus preguntas, comentarios, chistes y adivinanzas. En concreto, el colegio San Buenaventura de Batán ha acogido ya varias veces a las antenas de Radio María. Sus niños son asiduos colaboradores y ya unos expertos en radio. Los concursos de adivinanzas son su fuerte. Adivinan cualquiera y cuando ellos proponen alguna a los locutores del programa no hay quien las adivine. En contar chistes tienen un máster y hasta el doctorado porque en cuanto cogen el micrófono ya es imposible que paren. Y siguen los concursos porque los niños son una parte clave en este programa. También se cantan canciones de la Infancia Misionera y se les anima a que sigan cantando cuanto se pare la música.

La radio es una puerta por la que la gente deja pasar a desconocidos a su casa, que se acaban convirtiendo en amigos y compañeros del día a día. A través de esta iniciativa la radio no solo se acerca a los niños en su casa, sino también en directo, donde pueden ver cómo funciona una unidad móvil y todo lo que hace falta para que se ponga en marcha la magia de la radio.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes