Católicos

Hallel, el evento católico que ha reunido a miles de personas por toda Sudamérica, se celebrará en 2013 en el Santuario más grande de Brasil

Desde hace veinticinco años se celebra en varios países de Sudamérica el Hallel, festival de música y adoración eucarística que acoge a miles de jóvenes y familias. Este año, debido a la JMJ de Rio de Janeiro, tendrá lugar en el Santuario Nacional de Aparecida, el más grande de todo Brasil. Precisamente allí nació en 1988, en la localidad de Franca y de mano de la comunidad estadounidense Ministerio de María, el Proyecto Alianza, que promueve el evento.

"Pretendemos capacitar cada país para evangelizar millones de personas, conforme a la voluntad de Nuestro Señor Jesucristo". Así se define el objetivo de Hallel, el festival que une la alabanza y la música con la adoración eucarística. La palabra viene del arameo y significa 'grandeza del Creador'. Pese a que nació a través del Ministerio de María, no pertenece a ningún movimiento oficial, por lo que todos pueden formar parte de él y fortalecer cada Iglesia local. Partió cuando un grupo de personas "quiso conmemorar los diez años de su grupo eclesial y se propuso poner en marcha algo similar a un Rock in Rio cristiano", dice su web chilena.

Desde que se puso en marcha, allá por 1988, no ha parado de crecer. Su tinte carismático, movimiento con mucha fuerza en Sudamérica, y su llegada a los jóvenes y familias han motivado este ascenso. Además, colabora con la jerarquía local y se muestra fiel a la doctrina católica. Además de Brasil, ya lo disfrutan Colombia, Chile, Perú, México, Uganda y Estados Unidos.

Este año, se ha querido trasladar a un lugar especial, el Santuario de Aparecida, cuyo complejo posee cabida para 75000 personas y que vio llegar más de millón de personas en la última visita del Papa a Brasil. Situado en el estado de Sao Paulo, albergará uno de los primeros grandes actos que prepararán la JMJ de Rio de Janeiro. Su historia habla de unos pescadores que descubrieron la imagen cuando buscaban peces sin mucho éxito; a partir de ese momento, su red se llenó de ellos. La fama de los milagros que concedía la Virgen por medio de esa imagen se empezó a extender y ahora se ha convertido en un lugar de peregrinación.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes