Católicos

El miedo a la gripe H1N1 en Brasil podría afectar a la liturgia durante las misas de la JMJ de Río de Janeiro

El miedo al contagio de la gripe H1N1 ha llevado a algunas diócesis de Brasil a cambiar las reglas litúrgicas. En las iglesias católicas del interior del São Paulo, por ejemplo, ha quedado suprimido el abrazo de la paz que los fieles se dan durante la misa y los sacerdotes no pueden colocar la hostia consagrada en la boca de los fieles.

El Estado de São Paulo es el que más muertes por el virus H1N1 ha registrado. De las 61 de todo el país, 55 han tenido lugar en dicho estado, sobre todo en las ciudades del interior. La gripe se transmite por la saliva y el riesgo aumenta con el frío.

También el tacto de las personas puede ser peligroso por lo que la Iglesia ha preferido que los fieles no se abracen durante la misa. Según informa el diario El País, "Deben hacerlo con el corazón", se les está diciendo a los fieles.

Según este mismo medio otras parroquias brasileñas están cambiando por este motivo algunas reglas del ofertorio, como llevar en procesión el pan y el vino de la consagración, quedará en el altar para evitar una posible contaminación con la presencia de los fieles por los que pasaban el pan y el vino. Ha sido prohibida también la distribución de los folletos que se solían dar a los asistentes a las misas con los textos litúrgicos de las diversas ceremonias.

En el santuario nacional de Nuestra Señora de la Aparecida, en el Estado de São Paulo, que el Papa tiene planeado visitar durante la JMJ del próximo mes de julio, la preocupación es aún mayor: "El santuario está encajonado y recibe fieles de todo el país incluso de las localidades con mayor número de afectados por la gripe H1N1", ha explicado el rector João Batista de Viveiros, que ha mostrado su preocupación sobretodo por la distribución de la comunión en la boca.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?