Católicos

Firme oposición de la Iglesia

El Gobierno de Chile avanza en su proyecto de despenalización del aborto

ba
photo_camera ba

El parlamento chileno ha tramitado un proyecto de ley que despenaliza el aborto bajo las condiciones de riesgo de vida de la madre, violación e inviabilidad fetal. Tras conocerse esta noticia, el Cardenal Ricardo Ezzati, en una entrevista concedida para el diario El Mercurio, hizo una rotunda defensa de la vida del no nacido.

"Se trata de una situación difícil que debemos enfrentar como país maduro y la normativa vigente no responde al trato digno que el Estado debe otorgar a sus ciudadanas", dijo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, tras enviar el documento al Congreso para que la despenalización del aborto sea deliberada y votada.

Chile es uno de los países del mundo con unas leyes más pro vida en materia de defensa del no nacido. Sin embargo, recientemente ha comenzado una campaña para lograr la despenalización del aborto en dicho país. Michelle Bachelet, quien ganó de nuevo las elecciones el pasado año, se comprometió durante su campaña a levantar la prohibición del aborto. “Queremos lograr la despenalización del aborto en casos donde la vida de la madre se encuentra en peligro, en casos de violación o cuando el feto no tiene posibilidades de sobrevivir luego del nacimiento”, dijo Bachelet. Y justo estos son los tres supuestos que aparecen recogidos en el proyecto de ley presentado. Esta iniciativa ha logrado el apoyo de lobbys médicos pro abortistas y de organizaciones feministas. 

La Iglesia, en defensa del más débil

La Iglesia católica, en cambio, se está mostrando como la más firme defensora de la vida del no nacido. El cardenal Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago de Chile y precidente de la Conferencia Episcopal en dicho país, aseguró en una entrevista para el diario El Mercurio que "no se puede obligar a eliminar a un niño en gestación" e hizo un llamamiento a la conciencia de los legisladores católicos que apoyarían la iniciativa.

"Lamentablemente las minutas que se señalan (las causales de inviabilidad del feto, riesgo de vida de la madre y violación) dejan muchas dudas y presentan conceptos que apuntan al aborto en todo evento", dijo en entrevista con El Mercurio.

Ezzati también aseguró que en el caso de la Universidad Católica "no se nos puede obligar" a un acto que para nosotros es imposible de realizar. Sobre la postura de los legisladores católicos ante la iniciativa, tomó de referencia un documento de Aparecida en la V Conferencia de Episcopado Latinoamericano y Caribeño, asegurando que "esperamos legisladores y gobernantes conscientes de la dignidad humana".

Por la posible excomunión del los diputados y senadores que aprueben la iniciativa, Ezzati pecisó: "Lo que sí insistimos es que si soy católico y apruebo una doctrina contraria a mi fe, eso tiene una gravedad. No digo que sea excomunión en todos lo casos ni automáticamente

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes